Nacional

Coordinará militar despliegue de GN

El plan de migración puesto en marcha por el Gobierno podría arrancar con la aplicación de 2 mmdp del Fondo Yucatán
miércoles, 12 de junio de 2019 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador designó a un militar en activo para coordinar el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur de México, con la finalidad de regular el flujo migratorio en territorio nacional.

Se trata del general de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Vicente Antonio Hernández Sánchez, quien actualmente se desempeña como comandante de la 36 Zona Militar, en Tapachula, Chiapas.

Hernández Sánchez está al frente de esa región desde noviembre del año pasado. Fue comandante de la Guarnición Militar de Ciudad Juárez y, en el año 2010, ascendió a general brigadier. También ha sido comandante de tres regimientos de Caballería y fue jefe de Estado Mayor de la 31 Zona Militar en Rancho Nuevo, Chiapas, a un lado de San Cristóbal.

PERSONAL CON EXPERIENCIA
El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, fue cuestionado sobre la decisión de enviar un mando de carácter militar a coordinar los trabajos en la frontera sur, aun cuando se había anunciado la decisión de desplegar a 6 mil elementos de la Guardia Nacional, considerada, por lo menos en la legislación vigente, como una corporación de carácter civil.

El funcionario explicó que el militar sólo ejercerá funciones de coordinación, ya que es necesario contar con personal que tenga experiencia en la región.

“Hay 11 coordinaciones regionales ahí y el general va a hacer una labor de coordinación con la Guardia Nacional porque lo tenemos que hacer muy rápido”, aseveró.

“¿Pero por qué un militar?”, se le preguntó. “Porque así lo determinó la Secretaría de la Defensa, porque la Guardia Nacional apenas se está conformando, es un apoyo”, respondió.

ARRANCARÁ PLAN MIGRATORIO
Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y El Caribe, aseguró que el plan de migración puesto en marcha por el Gobierno mexicano podría arrancar con la aplicación de 2 mil millones de pesos del denominado Fondo Yucatán para otorgar ayuda a Centroamérica.

El funcionario explicó que, a ese presupuesto, podrían sumarse recursos del programa Escuelas México, para mejoras en Guatemala, Honduras y El Salvador, así como el programa Mesoamérica Sin Hambre.

El Fondo Yucatán es un instrumento de cooperación para países de Mesoamérica y el Caribe que busca dar mayor visibilidad y reconocimiento para canalizar apoyos financieros a proyectos de infraestructura en la región.

FONDOS APROBADOS (PARA WEB DE AQUÍ EN ADELANTE)
En el sexenio pasado, entre 2012 y 2016 el Fondo aprobó 129.7 millones de dólares en 16 proyectos destinados a 11 países.

El 83 por ciento de los recursos se invirtieron en Centroamérica, en 9 proyectos en Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

El subsecretario informó que la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador es fortalecer la ayuda a esas naciones, lo que también implica replicar programas como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

“¿Cuántos recursos necesitarán?”, se le preguntó.
“No tenemos todavía una cantidad. En el Fondo Yucatán hay alrededor de 2 mil millones de pesos, que ya instruyó el Presidente que con eso arrancaríamos para este propósito de manera inmediata”, respondió.

Además, el funcionario informó que en esta misma semana continuarán los contactos de alto nivel con mandatarios y funcionarios de esos países para impulsar la puesta en marcha del Plan de Desarrollo Integral propuesto por México y con el que se busca atender las causas de la migración.

Reyes Zúñiga detalló que ya ayer tuvo conversaciones con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y que, en el caso de Guatemala, buscará encuentros con quien resulte triunfador de la elección.

EL REGISTRO
El subsecretario se refirió al ingreso de migrantes que ha registrado México a partir de diciembre del año pasado y que alcanza las 600 mil personas.

La Cancillería, explicó, tiene datos de que el 90 por ciento de ese total pudieron ser registradas de manera oficial por las autoridades federales, lo que representa unos 540 mil viajeros.

“Desde que inició esta Administración, una de las tareas fundamentales fue obtener datos básicos de quienes están llegando. Por eso las aglomeraciones en las estaciones migratorias del sur, porque evidentemente toma tiempo registrarlos. No se hacía y no se tenía control de quienes eran”, manifestó.

“Debemos tener más del 90 por ciento de esos (migrantes registrados), en esta Administración. Una de las consecuencias de que te sientes a pedirles datos es que se hace la fila más grande”.

 

Comentarios