13 PUNTOS PARA DEDICARTE A LA LITERATURA

domingo, 17 de diciembre de 2017 · 00:00

Por Adán Echeverría*

En diciembre celebramos el Día del Escritor. Debemos celebrar tanto el oficio del escritor, pero principalmente la palabra. “En el principio fue la palabra”, “en el principio fue el verbo”.

Dicen que después del descubrimiento de cómo hacer el fuego, lo siguiente fue reconocer y ponerse de acuerdo con nombrar las cosas, los hechos, las emociones; por ello es que crear el lenguaje ha sido y es el segundo gran descubrimiento humano en importancia (o tal vez con la misma importancia).

¿De qué me sirve sentarme junto a la fogata si no me es posible comunicarme con los otros cercanos a mí?

El escritor es aquel que utiliza la palabra y la moldea para establecer “esa forma diferente” de querer contarnos las cosas. Escribir es un oficio, que puede derivar en obra de arte.

Por ello les dejo estos 13 puntos por si quieren dedicarse a la literatura:

1. Si su deseo es ser escritor, dedicarse a escribir historias, entonces tienen que seguir sus sueños sin desesperarse. Que nada les haga claudicar.

2 No pierdan el piso, la gente no correrá a pedirles autógrafos cuando caminen por las calles.

3. Sean responsables y dedicados, tengan disciplina al leer y al escribir.

4. Sean observadores, escriban a diario sobre lo que miran, sobre lo que escuchan.

5. Jamás dejen de ser críticos consigo mismos y con los demás.

6. Aprendan teoría y estructuras literarias para poder leer mirándolas, y apliquen las teorías existentes a sus lecturas, para que aprendan a hacerlo con sus textos.

7. Nunca tengan miedo de perder algún texto, vuelvan a escribirlo, siempre les saldrá mejor.

8. No se disfracen de escritores, ni de bohemios, ni -sábelo-todo, tampoco de turistas, fans, ni grupies literarios. En la literatura lo que importa son las obras y no los autores ni la vida de los mismos (menos sus fotos con los autores, pero sí las reseñas de los libros que han leído y vayan leyendo).

9. No presuman lo que leen, presuman mejor –mediante crítica publicada, ensayos literarios o académicos- lo que les ha dejado una lectura. Digan lo que piensan de una obra, siempre con respeto hacia los autores, pero sean contundentes con las obras. Si la leyeron, y decidieron usar el tiempo de su vida para hacerlo, nadie les puede impedir decir lo que en verdad piensan.

10. Dejen de seguir el hit-parade de la literatura que hacen revistas, periódicos y editoriales, siempre hay dinero de por medio en ello. Tomen todos los cánones y esos hit-parade como guías de lectura; abran y revisen los libros, y lean lo que les dé la gana.

11. Nunca persigan presupuestos de becas y concursos con vanidad; usen las fechas de las convocatorias como fechas límite para tener disciplina en su escritura, y participen en todos los concursos que puedan. Errando aprenderán más. Para qué vanagloriarse de haberle gustado a tres o cuatro jurados, si puedes gustarle a miles a lo largo de los años. Siempre será el tiempo el que pondrá en su lugar a los artistas.

12. Nunca pierdas de vista que tienes que divertirte y aprender de ti al escribir una obra para comunicar tu pensamiento. Los lectores de tu obra serán aquellos que quieran comunicarse contigo.

13. Escribe siempre con honestidad, jamás queriendo enseñar a los demás. En toda lectura hay un aprendizaje. Toda obra te deja algo, hasta el decir: 'Que mala obra', es un aprendizaje.

*Escritor y poeta.

Comentarios