#Palabra

Mi abuelo, el doctor Bertrand H. Peterson Hegge

Por Heberto Javier Peterson Legrand*
sábado, 06 de octubre de 2018 · 00:00

Vikingo, originario de Arendal, Noruega, Bertrand H. Peterson Hegge, se casó con una sonorense originaria de Ures. Aquí en Ensenada echaron el ancla y forjaron a partir de 1887 varias generaciones a través de un mestizaje racial y cultural que llega hasta nuestros días.

Nació el 22 de diciembre de 1851, siendo sus padres, Bjert Peterson (originalmente Petersen) y Ovidia Henrikka Hegge, ambos de Trondheim. Sus hermanos fueron Johannes Randers y Regna.

La familia, debido a problemas económicos se trasladó a Estados Unidos, un tiempo en San Luis Missouri y después en Dakota del Sur.

Bertrand inició sus estudios profesionales en el Colegio de Medicina de San Luis Misuri. Tuvo en suerte estudiar medicina en una época de grandes avances en ese campo y el Colegio se apegó a los lineamientos que marcaba la Universidad de Harvard.

Ya titulado a los 24 puso su residencia en el territorio de Arizona, después de estar en Tucson, paso a Nogales y después al Condado de Cochise en la ciudad de Charleston.

Inesperadamente lo visitó el Teniente Toribio Gutiérrez y su esposa Dolores Padilla, debido a que su hija Guadalupe estaba enferma en Nogales, Arizona. La atendió el doctor Peterson y se enamoran casándose el 3 de mayo de 1881. Él tenía 30 años y ella 18.

En Arizona nacieron sus 2 primeros hijos, Bertrand y Ovedia Peterson Gutiérrez, en 1882 y 1884, respectivamente.

Radicaron en San Francisco, después en San Diego para finalmente arribar a Ensenada.

En el censo ordenado por el Jefe Político del Distrito Norte, General Luis Emeterio Torres, apareció el nombre del doctor Peterson; casado de 36 años y profesión médico, con domicilio en la calle Ryerson. También llegó su papá Bjert Peterson con domicilio en la calle Tercera.

 

Raíces en el puerto de Ensenada

Al doctor Peterson se le considera entre los pioneros de Ensenada por haber llegado antes de 1888. Con el tiempo compró una casa por catálogo en San Diego y la armaron en la Avenida Gastélum, 701, esquina con calle Séptima.

Dentro de las aficiones del doctor Peterson estaban la minería, la cacería, el juego de baraja, la carpintería y la lectura de buenos libros.

El 2 de Febrero nació su tercer hijo, Jorge Leo (mi padre) que fue contador y estudió en la Universidad de San Ignacio de Loyola, en Los Ángeles, California.

El doctor Peterson fue propietario de la Botica de Ensenada, ubicada en la avenida José Manuel Ruiz, entre las calles Primera y Segunda y colaboraba con él, el farmacéutico noruego de apellido Braim.

Bertrand Peterson también fue médico legista de Ensenada. La familia Peterson Gutiérrez aumentó su número con el nacimiento de Alfonso el 20 de febrero de 1890 y de María Guadalupe el 26 de agosto de 1892.

Se le nombra además médico de puerto. En el año de 1899 se publicó el libro Baja California Ilustrada. Su autor J. R. Southworth hace una descripción interesante sobre Ensenada resaltando cualidades. En una de sus páginas menciona “el doctor Peterson está interesado en minas y que tiene varios prospectos en El Álamo, es una persona emprendedora y de las que más se interesan en el bien público”.

Entre los denuncios de minas hechos por Bertrand Peterson Hegge están: “La Descubridora”, “La Luz” y “Portland”, “Azteca”,”Jacalitos”,”San Juan de Dios”,”Guatal” “La Mexicana”, “La Unión”. “Standard”, “Pioche”, ”Juárez”,”Agua Dulce”, “Confragosa”, “Vasta” “Máxima” y “Suprema”.

El 1 de Octubre de 1894 falleció su esposa Guadalupe y se quedó a cargo de los hijos su hermana Doña Josefa, viuda de Kornner.

Uno de sus pacientes fue el licenciado Clemente Rojo quien fundó la primera escuela en el distrito, era abogado, poeta, educador, en fin, un hombre muy ilustrado quien falleció el 9 de julio de 1900.

Al doctor Peterson se le nombró Delegado de Sanidad y dijo el historiador Don Hesiquio Treviño que a la gente de pocos recursos los consultaba gratis y a muchos les regalaba las medicinas. También fue médico de los rusos que llegaron a instalarse en el Valle de Guadalupe en 1905.

Nuevamente en 1920 se le nombró Perito Médico Legista de la ciudad junto con el doctor José Sanromán.

Su hijo Bertrand que era ingeniero se alistó en el ejército en la época de la Revolución, pero ya nunca se supo de él.

Su hija Ovedia se casó con don Luis del Rio, que era administrador de la aduana marítima. Su hijo Leo se casó con María Luisa Legrand Moretto, hija del piloto de puerto Capitán Rafael Legrand Valle. Su hijo Alfonso se casó con Doña Esperanza Cota y su hija María Guadalupe con don Roberto Salazar.

Ya casi para celebrar sus 82 años presintió su muerte. Ese día se bañó, se rasuró, se vistió de traje oscuro y se acostó dispuesto a recibir la muerte que llegó a su domicilio el día 3 de octubre de 1933.

Concluyo esta semblanza de mi abuelo con la siguiente composición que le hice.

Abuelo vikingo

“Llegaste descendiente de vikingos/a conquistar tierras americanas/ En San Luis Missouri medicina estudiaste/sus campos de roca, flora y fauna conociste/sus caminos recorriste/ y en busca de ricas vetas minas denunciaste/ En Charleston Arizona te casaste/con hermosa mexicana/oriunda de Ures Sonora/y dos hijos engendraste./ A México te llevó el destino/ y tres nuevos hijos procrearon/y en la Ensenada de Todos Santos/en definitiva las raíces sembraron./ La cacería y las minas fueron tu pasión/la carpintería y cartas tu distracción/pero fue la medicina/tu amor y verdadera vocación./ Jefe de Sanidad fuiste/de los rusos médico querido/primer médico legista y boticario/ y del pueblo galeno muy solicitado./ Bendito cielo que hizo de nosotros/por la herencia/ en los genes conteniendo tu presencia./trascendencia que ilumina la existencia./ Al desdoblar los pliegues de la historia ensenadense/ la huella impregna las páginas del puerto/ aquí echaste el ancla del destino/ y dejaste un árbol de fecunda descendencia./ De tu tronco original, fusión de dos razas/mestizaje que sus ramas multiplican/ en frondosa amalgama que enriquece/fecundas semillas brotan de otras razas/ para en hermosa convergencia de caminos/y a través del encuentro en el amor/se proyecte en maravillosa síntesis/un abrazo fraternal de descendientes”. 

 

El apellido Peterson significa: hijo de Pedro y viene de las raíces latina “Petrus” y griega “Petros” que significa roca.

 

  Con información Ma. Cristina Maxwell y los doctores Víctor Lozano Montemayor y Hilarie J Heath.

  

Galería de fotos

Comentarios