#Palabra

Los mecenas

Por: José Carrillo Cedillo*
sábado, 10 de noviembre de 2018 · 00:00

En general se puede afirmar que los artistas plásticos han sido incomprendidos en su época y que la invaluable ayuda de los mecenas fue lo que impulsó el arte desde los griegos, en la que un señor culto ayudó a Fidias justo cuando estaban  construyendo El Partenón, bajo el gobierno de Pericles. 

El permitía que su amante Aspasia tuviera reuniones en la sala de su casa con los más afamados intelectuales de esa época, como Platón, Sócrates y escultor Fidias…, para discusión de ideas y evaluar proyectos.

 

Artes liberales

Es la expresión de un concepto medieval heredada de la antigüedad clásica que hace referencia a las artes cultivadas por hombres libres en oposición a las artes serviles, propias de los ciervos o esclavos. También se llamaban artes vulgares a las producidas mediante procedimientos manuales frente a las que eran producto del pensamiento: las liberales.

Fue hasta el siglo XVI que empezó a considerarse como artes a la arquitectura, la pintura y la escultura pues eran actividades que requerían además de oficio y destreza, un tipo de concepción intelectual que las hacían superiores a aquel otro tipo de manualidades, se gestaba así un concepto de arte.

 

Revisión somera de estos importantes personajes

Nicolás Maquiavelo contrario a la mala fama que arrastra tras de sí, era un hombre culto, amante de las artes y disfrutó de la amistad personal de varios papas, pero sus ideas políticas y su concepción del estado, influyó a que su nombre se maneje como casi un insulto, al calificar algo como perverso.

Era cuidadoso en sus escritos, en su estilo literario y en su apariencia personal. Ante todo debemos tener en cuenta la época en que nació, por increíble que parezca, era muy semejante a la nuestra. Desde su punto de vista era un gran patriota con un gran amor por su Florencia nativa.

Durante la edad media se albergó el sueño de que todo estuviera gobernado por dos fuerzas, los papas en el sentido espiritual y los Césares por el poder político. Maquiavelo había viajado fuera del pequeño horizonte de la Toscana y ello le dio la posibilidad de iniciar una carrera política.

Él buscaba al príncipe ideal que ofreciera al fin la paz anhelada, por lo que puso sus ojos en Pandolfo Petrucci, personaje inteligente pero sin escrúpulos. Lo miraba como el príncipe ideal, mientras escribía su famoso libro “El Príncipe”.

Fue protector de algunos artistas aun estando en el destierro en 1513. Junto a él estaban como grandes mecenas los hermanos Medici, gobernantes también de Florencia. Es muy conocida la anécdota que fue un Medici el que convenció al padre de Miguel Ángel a que se dedicara al arte, sin su ayuda nos hubiéramos perdido de  sus  geniales obras patrimonio de la humanidad entera.

Más adelante fue el papa  Julio II quien prácticamente obligó a Miguel Ángel a pintar la capilla Sixtina, pues el  maestro alegaba que era escultor no pintor.

Durante mucho tiempo fue el clero católico quien utilizó los servicios de artistas para la simple decoración de las iglesias.

En Holanda al triunfo de los protestantes, salieron los católicos mecenas y los jefes de las corporaciones se apresuraron a llenar el hueco y  fueron retratados con su atuendo y condecoraciones  propio de su dignidad. Las cruentas guerras dieron paso al reconocimiento de la importancia social de la medicina.

El primer cuadro se pintó por parte de Rembrandt y fue “La lección de anatomía”, del doctor Sebastián Egbertez de Vray que ornamentó durante mucho tiempo la sala de la asociación de cirujanos de Ámsterdam.

Después fueron las cortes quienes dieron albergue a muchos pintores contratados para pintar los retratos de todos los nobles de una familia, en ocasiones de forma exclusiva, lo que aseguraba una entrada de dinero, pero en ocasiones esto no se cumplía, como es el caso de Diego Velázquez que tuvo que demandar al rey para poder cobrar la deuda que se había acumulado de años. En cambio se dice que fue Miguel Ángel el artista mejor pagado de la historia del arte occidental.

El arte es sinónimo de cultura y de historia, por lo que promoverlo y defenderlo es indispensable para mantener la memoria vigente y promover la inspiración y la creación.

 

Mexicanos mecenas

Por el patrocinio de Carlos Slim se creó el museo Soumaya (nombre de su fallecida esposa). Alberga en su interior una rica colección de arte europeo y nacional. Su visita es obligatoria cuando vaya a la Ciudad de México (hay muchos museos repartidos en la ciudad con temas diversos).

El amor por el arte de Eugenio López lo llevó a financiar el museo Jumex, que abrió sus puertas en 2013 y planea ser la vanguardia, tiene una rica colección de arte conceptual mexicano.

Fundador de Morton Subastas, Luis Camilo Morton,  ha promovido el arte y generado interés por el mundo de las ventas con perfil de competencias.

Leticia García es la fundadora de Zonamaco, en Monterrey. Ella creó una feria de arte e insiste en abrir las fronteras y promover el arte mexicano a otras latitudes.

Isabel y Agustín Coppel cuentan con una colección de arte contemporáneo nacional e internacional, trasmiten al público como se percibe el arte actual.

Podemos ver que la bolsa de valores también aporta y ayuda a promover de forma gratuita, las obras y los artistas mexicanos.

 

“En general se puede afirmar que los artistas plásticos han sido incomprendidos en su época y que la invaluable ayuda de los mecenas fue lo que impulsó el arte desde los griego”.

*Artista plástico y docente con más de 50 años de trayectoria.

                                                                                                                          

Galería de fotos

Comentarios