Palabra

Las siete cabritas de Poniatowska

sábado, 12 de enero de 2019 · 00:00

Por Lesli Mejía Chávez*

Las siete cabritas es una obra que fluctúa entre el ensayo periodístico y la ficción narrativa. Elena Poniatowska escribe sobre siete mujeres –denominadas “cabritas” en el título del libro “porque a todas las tildaron de locas”– que son figuras elementales en la cultura mexicana durante el siglo XX: Frida Kahlo, Pita Amor, Nahui Olin, María Izquierdo, Elena Garro, Rosario Castellanos y Nellie Campobello. Poniatowska retrata a estas siete artistas de una forma que las humaniza y homenajea, y que resalta tanto su importancia para nuestra cultura, como las injusticias que enfrentaron por ser mujeres.

El libro inicia con Kahlo, cuyo capítulo es diferente al de las demás, pues es más literario. Mientras que los otros capítulos tienen la estructura de un ensayo y los subtítulos esporádicos de un artículo periodístico, el de Kahlo es narrado en primera persona, desde el punto de vista de la pintora. Este enfoque ficticio permite explorar las circunstancias biográficas de este personaje con más profundidad.

La intriga que evoca este primer capítulo se desvanece en los demás, pues la voz narrativa se vuelve más bien periodística, citando a diversas fuentes y obras. Sin embargo, este contraste es enriquecedor porque hace que el género del libro sea ambiguo y, por ende, subvertido.

Después de Kahlo sigue Pita Amor, una poeta extravagante y vanguardista que, a pesar de su actitud tajante, escribió poemas bellos y desgarradores. Posteriormente va Nahui Olin, seudónimo de Carmen Mondragón, una pintora y poeta más conocida por su relación con el pintor Dr. Atl, a quien cautivó con su belleza y talento, de la misma forma que cautivó al país entero.

Luego, María Izquierdo: mujer segura de sí misma, persona fulminante y pintora apasionada que, en un círculo dominado por muralistas masculinos, pudo lograr gran eminencia.

Mujeres que merecen gran reconocimiento

Las siguientes tres mujeres son las literatas mexicanas más importantes. Elena Garro fue muchísimo más que la exesposa de Octavio Paz. Dramaturga, novelista, aliada de los campesinos y crítica feroz de la élite intelectual y política mexicana, Garro creó hermosas obras, entre ellas Los recuerdos del porvenir, denominada la mejor novela escrita por una mexicana.

Rosario Castellanos, dramaturga y poeta, fue una mujer frágil e insegura, pero con una sólida ética laboral y un talento innato para escribir. Aunque la atormentó su turbulenta relación con Ricardo Guerra, el único hombre al que amó, fue una de las primeras feministas mexicanas y su legado es esencial.

La obra cierra con Nellie Campobello: talentosa bailarina, aficionada al villismo y la única mujer que escribió sobre la Revolución Mexicana. Cartucho, su famosa colección de relatos, cuenta la Revolución desde el punto de vista de una niña y a manera de autobiografía.

Estas siete mexicanas destacan por sus creaciones artísticas y sus vidas. Ni este artículo ni Las siete cabritas les pueden hacer total justicia; pero escribir, leer o hablar sobre ellas –sobre lo que lograron y significaron– es darles un poco del mucho reconocimiento que merecen.

Estas siete mexicanas destacan por sus creaciones artísticas y sus vidas. Ni este artículo ni Las siete cabritas les pueden hacer total justicia; pero escribir, leer o hablar sobre ellas –sobre lo que lograron y significaron– es darles un poco del mucho reconocimiento que merecen.

 

 

 

Comentarios