“Las reglas del bosque”

(Un bajista fuera de serie)
sábado, 23 de marzo de 2019 · 08:42

Por Rod Moro*

Entré en un pequeño estudio por invitación de mi amigo Aurelié , un baterista francés que me invitó a grabar música para un par de promocionales de la embajada Alemania en México. .

Todo parecía ser un trabajo normal cuando antes de entrar me dijo “vas a conocer a Guille del Castillo, un bajista fuera de este mundo”, lo que me dejó impaciente pues no sabía qué esperar.

Entré al cuarto de control del estudio y vi sentado a un tipo muy delgado de casi dos metros con un bajo Fender Jazzbass American Deluxe, sólo por el instrumento que tenía en sus manos pensé “ya tienes mi atención”, pues es uno de mis instrumentos favoritos.

Se presentó amablemente y comenzamos a trabajar. A los pocos minutos noté que tenía un sentido del humor muy inteligente y agudo, haciendo chistes muy serio pero con una gracia difícil de explicar, me causó mucha gracia y cuando comenzó a tocar con mayor soltura quedé impresionado al grado que dije “este tipo es el mejor bajista con el que he tocado en mi vida” y efectivamente, así es hasta el día de hoy.

Guille no sólo toca el bajo, además de todo es multinstrumentista, toca una especie de Sítara combinada con el instrumento indú “Sitarel”, éste es creación de un laudero en su país natal Uruguay.

Toca también el clarinete, la mandola, la mandolina, guitarra y varios instrumentos más. Es una especie de “hombre orquesta” porque además los toca muy bien.

Lo interesante de este personaje es que justo es eso: atípico en muchos aspectos. A mi parecer modesto en exceso y con una capacidad histriónica, seriedad y talento a grandes cantidades.

Su música es una mezcla como era de esperarse de muchas cosas que escucha, estudia y le gustan; escucharlo es una suerte de mezclas eclécticas.

 

Genio musical

Guille lanzó el año pasado su primer disco solista “Uno”, lo presentó en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” de la Ciudad de México, con una serie de músicos bastante talentosos y conocidos en el mundo del entretenimiento.

Con este disco ha hecho varias presentaciones y tocado en varios foros y festivales de relevancia a nivel nacional e internacional.

Una de las cosas difíciles al conocer a Guille es no saber bien si enfocarse en su obra como artista o lo peculiar de su personalidad, al final vale la pena enfocarse en la música que compone, ejecuta y produce de formar tan interesante.

Toda esta música es una mezcla de muchos géneros que van desde el rock, funk, hip hop hasta el jazz y música clásica. Todas estas combinaciones de sonidos si pudiera ponerle una etiqueta la pondría “World music” pues sí tiene muchos elementos de muchas culturas diferentes.

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero en el caso de Guille la curiosidad es el motor que mueve su capacidad creativa a límites insospechados de quien le escucha, no tiene una línea a seguir ni teme tocar instrumentos como les llama “raros”.

El tema de Mantarrayas en lo particular es mi favorito y lo escucho sin cansarme, un tema de sonidos muy relajantes que transmiten un viaje por el mar y justo a interpretación personal puede ver mantarrayas nadando en aguar marinas.

“Un amanecer en Gamínedes” es un tema con mucha influencia oriental que de igual forma disfruto.

Y mi favorito es llamado “Las reglas del bosque” sobre todo porque sé la historia y me parece una anécdota muy graciosa:

Guille se encontraba grabando un video para sus redes en el bosque de Chapultepec un tema de Bach y de pronto llegó una mujer policía a pedirle que dejara de grabar porque estaba prohibido. Por supuesto que semejante idea le pareció fuera de lugar y estuvo discutiendo con ella un rato hasta que se dio cuenta que no iba a ningún lado, decidió que su mejor venganza era expresarse a través de la música y compuso éste tema inmortalizando ese momento tan extraño como gracioso.

Así es como un artista normalmente enfrenta su realidad, traduciéndola en lo que sabe hacer mejor y en este caso es música.

Si quieren escuchar un poco de lo que aquí leen pueden buscar su nombre Guille del Castillo en Spotify y las redes Facebook, Youtube e Instagram. En verdad pocos músicos recomiendo tanto como el trabajo de Guille, seguramente se llevarán una sorpresa muy grata.

 

 

“Guille no sólo toca el bajo, además de todo es multinstrumentista, toca una especie de Sítara combinada con el instrumento indú “Sitarel”, éste es creación de un laudero en su país natal Uruguay.

Toca también el clarinete, la mandola, la mandolina, guitarra y varios instrumentos más. Es una especie de “hombre orquesta” porque además los toca muy bien”.

 

*Comunicólogo y músico.

 @Rod_Moro

Comentarios