PALABRA

Entre el patrimonio y el público, se encuentra la interpretación

Por Horacio González Moncada*
sábado, 09 de marzo de 2019 · 00:00

El objetivo principal de la interpretación

no es la instrucción, si no la provocación.

Freeman Tilden (1883-1980)


Freeman Tilden fue un periodista y escritor, asesor del Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos, que aportó la siguiente definición de la Interpretación entendida como una “actividad educativa que pretende revelar significados e interrelaciones mediante el uso de objetos originales, experiencias de primera mano y medios ilustrativos en lugar de simplemente transmitir la verdad de los hechos”.

Su libro Interpreting our heritage, publicado en 1957, fue lectura esencial para el personal de áreas naturales protegidas y sitios históricos, haciendo de su autor, uno de los teóricos principales de la disciplina de la interpretación.

Mas allá de este marco y lineas que proporciona la definición, Tilden creía que la interpretación es la revelación de una verdad superior oculta tras un hecho, además de aprovechar la curiosidad para el enriquecimiento de la mente y el espíritu humano.

Estas ideas fueron el resultado de varios años de investigación y reflexión sobre la actividad a lo largo y ancho de los Estados Unidos, y dieron pie a la creación de la National Association for Interpration (NAI), organismo de carácter profesionalizante, que agrupa a miles de practicantes de la actividad en parques nacionales, museos y monumentos artísticos.

Los monumentos mencionados, son los encargados de comunicar a sus visitantes sobre la importancia de los recursos naturales, culturales e históricos, no sólo en Norteamerica sino alrededor del mundo.

 

Desarrollo armónico en nuestra región

La NAI definió contemporáneamente a la interpretación como “un proceso de comunicación que forja conexiones emocionales e intelectuales entre los intereses de la audiencia y los significados inherentes al recurso”.  Esto significa que no se puede entender la importancia y valor de un recurso,  si no hay una conexión con el receptor de la información.

He ahí la provocación de la que habla Tilden, que busca se amplié el horizonte de conocimientos e intereses, ademas de la comprensión de grandes verdades.

En el plano local, existen pioneros quienes han fomentado el uso de la interpretación.  Un ejemplo de ellos es Francisco Detrell, quien desde hace 40 años ha sido un promotor de la riqueza natural y cultural de la península de Baja California.   

A través de las apropiadas credenciales, Detrell no sólo ha llevado a cientos de turistas a conocer y apreciar nuestros tesoros, sino también se ha dedicado a la formación de cuadros orientados a recibir visitantes, desde ejidos y comunidades rurales, organismos civiles y recientemente la certificación de guías a nivel federal.

El resultado de esta reciente actividad surgió la Asociación de Guiás y Servidores Turísticos de Baja California, formada por egresados de la certificación, quienes buscan resaltar los valores de identidad propios de este estado, creando experiencias memorables para los visitantes a través de un turismo incluyente, responsable y digno.

Los elementos de la agrupación buscan seguir los pasos delineados por Freeman Tilden en aras de lograr un desarrollo armónico para nuestra región.

 

*Presidente del Seminario de Historia de Baja California.

 

 

 

Comentarios