Armonía de las esferas

El extraño rock de Los Sonios

sábado, 20 de abril de 2019 · 08:00

Por Rod Moro*

Estoy de visita en Ensenada por unos días y no puedo evitar recordar muchas cosas con melancolía. Aquí empezó mi vida musical y mucho del aprendizaje que tuve fue de primera mano de otros músicos y amigos que me han llevado a la formación que hoy tengo.

Crecí escuchando y viendo MTV con todos esos grupos famosos de la década del 90, pero también tuve la fortuna de gracias a toda esa industria cultural y el éxito comercial de la misma existieron grupos endémicos  que nos formaron a muchos y sus integrantes, se convirtieron en una especie de héroes locales.

Por esta razón existió en Ensenada un pequeño movimiento de rock independiente donde hubo muchos grupos de rock muy buenos y poco recordados quizá, pero muy apasionados al tocar su música, algunos fueron Cuatro Diablo, Pulso, Adibasi, Las Visiones Muertas y Los Gringos Locos.

Entre todos ellos está el que a mí parecer era el más extraño y avant-garde de todos y se llamó Los Sonios, una suerte de grupo de “geniecillos” muy buenos, cada uno en su instrumento, como intérpretes, compositores, arreglistas y productores.

Recuerdo la primera vez que los vi fue en Bodegas de Santo Tomás, tenía 13 años y era mi primera “tocada” de rock , un concierto de Tijuana No donde vi a varios de los grupos mencionados anteriormente, me acuerdo perfectamente de Los Sonios.

Era emocionante para mí pues amo la música desde que tengo recuerdo, y el estar en mi primer concierto de rock solo y ver a todos esos músicos en el escenario fue genial y muy estimulante.

Atrapó mi atención la agresividad y pasión de los grupos de punk rock que tocaron esa vez como abridores, pues para ese espíritu adolescente e indómito que tenía en esa época, la energía de esa música era el mejor sentimiento del mundo, me sentí libre y lleno de energía, pero siempre he tenido esa dualidad de la música agresiva contra la tranquila, es con ello donde entran por la puerta grande en mi vida Los Sonios.

No tenían la agresión de los otros grupos ni la distorsión en la guitarra a todo lo que da, sin embargo, tenían la misma fuerza que los otros grupos. Recuerdo que me llamó particularmente la atención Argel Cota, el baterista, se movía “extraño” y “pegaba” con una precisión y fuerza que nunca había visto en vivo hasta ese entonces.

Utilizando ritmos atípicos y sincopados, guiaba al grupo por terrenos muy experimentales que rallaban en el jazz-rock con otras fusiones bastante inusuales.

 

No es una copia musical

¿Qué era esa música? No era rock, no era jazz, no era blues y mucho menos punk, sin embargo, todos los géneros mencionados anteriormente estaban dentro de lo que escuchaba yo en ese momento y así lo entendía, como una fusión que me volaba la cabeza por no lograrla comprender.

Una amalgama de sonidos donde se notaban las influencias de cada uno de los integrantes a la hora de crear.

El bajista Edgar Moreno Cota (Tati) técnicamente bueno y con sonidos de funk y experimentales; el guitarrista a cargo de “Nashio” Ignacio Chávez Uranga, con sonido de jazz y blues, el teclado y flauta transversa de Fernando Corona (a.k.a. Murcof) que le daba toda esa espacialidad etérea.

Y la voz de Josué García Cota que tenía unas melodías etéreas con letras que más de una vez me hizo decir: ¡wow!

Sólo sacó un disco llamado “200 Fonios” el cual recuerdo que presentó en el teatro Universitario y de los Periodistas Benito Juárez, un disco escrito, interpretado, grabado y producido por el grupo mismo.

Este disco pueden escucharlo en Spotifiy con el nombre del grupo y en verdad lo recomiendo como parte del acervo cultural y musical producido en este puerto norteño.

Sin temor a equivocarme puedo decir que pocos grupos tiene un sonido propio sin sonar a nadie más o parecer una copia de, en este caso con Los Sonios se notan las influencia pero no suenan a una copia de algo exactamente.

Han pasado más de 20 años de la presentación de ese disco y puedo decir que es un grupo que causó mucha influencia en las generaciones de músicos que llegamos atrás de ellos.

¿Una posible reunión? No sé, pero es un grupo que dio mucho en poco tiempo y que lo que dejan ha sido suficiente para buscar más y decir el talento ensenadese es muchísimo.

*Comunicólogo y músico.

@rod_moro

Comentarios