Sobre antiguos senderos nativos

sábado, 1 de junio de 2019 · 09:13

Por Horacio Moncada González*

En recientes días tuve oportunidad de hacer un recorrido en compañía de integrantes del Seminario de Historia de Baja California, organización que me honro en presidir. En esta visita conocimos las comunidades de Arroyo de León en el Ejido Tribu Kiliwas, el paso de San Matías, la Comunidad Misión Indígena de Santa Catarina y la Sierra de Juárez.

Si bien el objetivo principal que nos une es el estudio del pasado, éste mismo no puede ser entendido sin la dimensión geográfica y ambiental.

Rumbo a la primera escala del recorrido pudimos constatar la expansión agrícola en el Valle de la Trinidad, donde con tecnología de punta reactivan tierras que por años estuvieron abandonadas mismas que nuevamente vuelven a la producción de hortalizas.

Aquí inició el camino al más agreste territorio que habitan actualmente los kiliwas.

Tras las recientes temporadas de lluvias, que se han alargado hasta el mes de mayo, en esta zona donde interactúan la vegetación propia del desierto, el chaparral y la montaña, los ocotillos están florecientes al igual que las biznagas, los quiotes de los agaves junto con plantas como el canutillo están más abundantes, además de una gran cantidad de flores de diversos colores y tamaños.

Arroyo de León (Chowilo Nimitay), es el nombre de la comunidad asentada en lo que hoy es el Ejido Tribu Kiliwas.

En este sitio al borde del arroyo está un petrograbado que da cuenta de la antigua ocupación del sitio, en el cual se encuentran plasmadas diversas figuras geométricas y líneas ondulantes, que pueden estar asociadas a la corriente de agua aledaña.

El geógrafo Peveril Meigs, descubrió en 1928 que ese sitio contiene aspectos de su cultura material como la vivienda, ´wa, casa en kiliwa y otras lenguas yumanas, hechas con ramas.

 

Historia de destacados personajes indígenas

En la visita tuvimos oportunidad de saludar a Leonor Farlow, autoridad cultural, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2018, quien nos platicó anécdotas e historias de personajes de su comunidad; nos mostró el museo comunitario que se desarrolla.

Después, visitamos el Paso de San Matías, región donde confluyen las 2 sierras importantes de nuestro estado: Juárez y San Pedro Mártir.

En el área están también manifestaciones de arte rupestres de los primeros pobladores que tristemente han sido vandalizadas, por individuos que han borrado las antiguas pinturas, dejando en su lugar su nombre y apellido.

La siguiente escala fue la visita al sitio misional de Santa Catarina, único vestigio colonial que está  dentro del territorio actual de una comunidad indígena.

Esta misión fundada en 1797, fue destruida por una rebelión indígena en 1840, dejando solo los cimientos.   

En Santa Catarina, un grupo de mujeres continua con la elaboración de cerámica, siguiendo una tradición de por lo menos mil años de historia en nuestra región; la artesana Tirsa Flores es una de ellas, quien nos recibió en su taller.

Sierra Juárez, es un importante sitio con gran muestra de biodiversidad e importantes proyectos ambientales, el vertedero de carbono y la recarga de acuíferos, son 2. 

Las lluvias han sido propicias para la vegetación resultando en un paisaje que nos recuerda quepudo haber sido gran parte de Baja California en la glaciación.

 

Tuvimos oportunidad de saludar a Leonor Farlow, autoridad cultural, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2018. Nos platicó anécdotas e historias de personajes de su comunidad; nos mostró el museo comunitario que se desarrolla.

 

*Presidente del Seminario de Historia de Baja California.

Galería de fotos

Comentarios