Vida

La importancia de lavarse las manos

Mantener una higiene adecuada o saber estornudar te salvará de contagiarte de enfermedades que incluso podrían poner en riesgo tu vida
jueves, 26 de marzo de 2020 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Lavarte las manos constantemente o saber estornudar te salvará de contagiarte de enfermedades que incluso podrían poner en riesgo tu vida.

Según reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), millones de personas se ven afectadas cada año por al menos una infección asociada a los malos hábitos de higiene.

Abelardo Elizondo Ríos, especialista en neumología del Hospital Universitario, explica que las personas que se lavan las manos después de tener contacto directo con otra persona o después de tocar objetos de uso común, disminuyen radicalmente sus posibilidades de contraer una infección, virus o enfermedad en vías respiratorias.

“Lo más importante es lavarse las manos. Cuando tenemos contacto con alguna persona, la saludamos, la tomamos de la mano, no tenemos la precaución después de lavarnos las manos, tomar un poco de gel antibacterial, sobre todo en estas temporadas del año”.

Elizondo Ríos recalca que la mejor forma de prevención contra infecciones respiratorias son las medidas higiénicas y la vacunación.

“Cuando una persona está infectada con algún virus, al toser o estornudar emite micropartículas que pueden ser inhaladas por otra persona. El virus penetra en la vía respiratoria, se incuba y empieza a replicar al paso de algunos días.

“A través de las manos uno se puede contaminar con elementos que tocamos y llevamos a nuestra casa cuando nos tocamos la nariz o la boca.

“La propagación de virus se reduciría significativamente si se tuvieran mejores hábitos de higiene, como lavarse las manos”, asegura el especialista.

Precacución al estornudar
No basta sólo con lavarse las manos para prevenir contagios de virus, en caso de estar enfermo debes prevenir infectar a otros.

“El paciente que está enfermo si tiene el cuidado de obstruir sus vías respiratorias al momento de toser o estornudar con un pañuelo o el codo, evitará que se propague el virus, pero es muy poco común que las personas tengan esos cuidados de asearse las manos a cada rato, de usar gel antibacterial y el paciente que está enfermo tampoco tiene esos cuidados (de cómo toser o estornudar)”.

Javier Ramos Jiménez, jefe del servicio de infectología del Hospital Universitario, menciona que la ignorancia ante la importancia de lavarse las manos ha sido un riesgo para la población en general.

“Los virus alcanzan un contacto de dos metros, los buenos hábitos de higiene nos protegen contra los virus y enfermedades por transmisión de gota o vía área como es el virus de la influenza, el catarro común, tuberculosis, entre otros”.

¿Cómo se transmiten los virus?
El especialista en neumología Elizondo Ríos afirma que los virus se transmiten por su capacidad de replicación rápida.

“Si uno se contagia el virus empieza a replicarse de forma importante, empieza a reproducirse y nuestro sistema inmunológico quiere defenderse contra esa reproducción de los virus y genera una serie de sustancias que pueden provocar síntomas importantes como malestar general, fiebre, congestión nasal, dolor de garganta, flujo nasal o dolor dentro del cuerpo”, dice.

“Los virus al entrar por la vía respiratoria generan irritación de la misma y dejan síntomas como flujos nasales, estornudos, tos, sobre todo, y en casos más graves, hasta neumonía”.

Elizondo Ríos comenta que el riesgo está en todas partes: escuelas, oficinas de trabajo, iglesias o lugares muy concurridos.

Sin embargo, la gran mayoría de los virus se autolimitan sin tratamiento y pasan después de cinco días, pero los que son más agresivos, como el de la influenza, necesitan de un tratamiento y supervisión de especialistas que conozca el diagnóstico y tratamiento adecuados.

“Una persona enferma va a propagar virus porque no tiene las medidas de precaución de no exponer a otros, por eso cuando alguien tiene alguna infección viral como influenza o gripa, pedimos reposo para que se sientan mejor, pero también para que se aisle unos días y no contagie a más personas”.

Ramos Jiménez, por su parte, reveló que en esta temporada en el Hospital Universitario se revisaron 120 casos de influenza.

“La mayor parte han sido enfermedades moderadas y solamente dos muertes. Una persona infectada no debe automedicarse, debe consultar con médicos para que determinen si necesita algún tratamiento antiviral porque no hay un medicamento para todos los virus”.



Hábitos de higiene
Algunas medidas específicas de prevención en esta temporada son:

- Lavarse las manos constantemente.

- Estornudar con un pañuelo o contra el codo.

- Vacunarse contra el virus.
- Si estás enfermo evitar toser o estornudar a otras personas y evitar estar cerca de niños pequeños.

- No ir a lugares concurridos.
- Tener cuidado con el contacto de objetos contaminados.

- Si hay síntomas de infección, malestar o hay fiebre se debe acudir con el médico.



Recomendaciones médicas
Los pacientes con riesgo de infectarse por una bacteria y además necesitar tratamientos antivirales o antibióticos para la sobreinfección bacterial, son:

- Personas mayores de edad.
- Pacientes con problemas cardiacos, hipertensión, diabetes, problemas renales, enfermedades pulmonares crónicas como EPOC, asma, antecedentes de neumonía de repetición, tuberculosis o cáncer de pulmón.

- Niños menores de 5 años.



¿Cómo lavarse las manos?
Saber asear tus manos es fundamental para evitar el contagio de virus:

- Mojar ambas manos.
- El jabón se debe expandir en las palmas y en la parte dorsal de las manos hasta las muñecas.

- Frotar las manos entre sí.

- Llevar el jabón entre los dedos de ambas manos.
- Frote el dorso de los dedos contra la palma de la otra mano.

- Secar con una toalla desechable.
- Usar esa toalla desechable para cerrar la llave del grifo.
 

Galería de fotos

Comentarios