Vida

Aprende a diferenciarlas

Hay que aprender a diferenciar la alergia de la gripa y reconocer los elementos que pueden provocar una congestión nasal
miércoles, 1 de abril de 2020 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

¿Tu “resfriado” se ha prolongado más de una semana? Quizá tienes una alergia y no lo sabes.

Hay que aprender a diferenciar la alergia de la gripa y reconocer los elementos que pueden provocar una congestión nasal, asegura Sandra Nora González Díaz, jefa del Centro Regional de Alergia e Inmunología Clínica del Hospital Universitario.

“La alergia tiene efectos muy importantes en la vida diaria que te quitan productividad, causa agotamiento durante el día y puede provocar ausentismo en la escuela o en el trabajo”, expresa la también alergóloga e inmunóloga clínica.

“Las manifestaciones de la alergia en la nariz se presentan como estornudos en salva, comezón en los ojos, nariz, paladar, oídos, garganta, la presencia de moco o rinorrea hialina, es un síntoma que afecta mucho la calidad de vida”

¿Alergia o resfriado?
Es común que las personas confundan una alergia con una gripe prolongada debido a los síntomas similares, pero hay factores que te ayudarán a diferenciarlas.

“El resfriado común, sobre todo en esta época, se desencadena por virus como la influenza, adenovirus, rotavirus que también tienen manifestaciones nasales, se caracteriza por comezón en la nariz, moco cristalino, congestión nasal, voz nasal, pero generalmente cursa con fiebre y al sexto día se autolimita, se quita entre el quinto o séptimo día”, explica González Díaz.

“Las manifestaciones se confunden con una rinitis alérgica, porque tiene congestión en la nariz, escurrimiento nasal (moco) y presencia de estornudos en salva constante, la única excepción es que en el resfriado se tiene fiebre”.

La especialista recalca que es imposible que las personas tengan gripe cada mes o cada 6 semanas.

“Las personas se acostumbran a verlo normal y cuando se complica con tos dicen que es una gripe mal curada. La inflamación que tiene manifestación en la nariz y en el bronquio, si no se le da un tratamiento antialérgico completo e integral se minimiza unos días y se vuelve a reactivar”, dice la especialista.

Tampoco hay que confundirlo con el asma, que se manifiesta con la dificultad para respirar y con un pillido.

Revisa tu piel
Otra forma de detectar una alergia es mediante la piel. Si se nota inflamada, seca, con comezón o si hay huella de rascado en codos, cuello, muñecas, en la parte posterior de las rodillas y la parte posterior de las orejas.

“Estas manifestaciones se presentan desde el nacimiento y se relaciona a los alimentos como la leche de vaca o alguno de los otros alimentos con los que comienzan a lactar los niños”, añade la experta.

“Tenemos manifestación de alergias respiratorias en nariz, bronquitis y piel, también puede haber urticaria, ronchas o inflamación cuando es más severo o tiene múltiples factores lo que la causa”.

De acuerdo con cifras del Centro Regional de Alergia e Inmunología Clínica del Hospital Universitario en colaboración con la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial de Alergia, a nivel mundial 400 millones de personas padecen de rinitis alérgica y 330 millones de asma, dejando a más de 730 millones de personas con problemas respiratorios ocasionados por las alergias.

Por herencia y ambiente
Las alergias pueden ser causadas por factores genéticos o ambientales, señala González Díaz.

“Las posibilidades de que los hijos genéticamente vayan a tener una alergia es de un 75 por ciento si los dos padres tienen alergias; si uno de los dos la tiene es de un 54 por ciento y si nadie sabe de dónde viene la alergia hablamos del 14 por ciento de probabilidad porque no fue diagnosticado en sus antecesores”.

Mientras que los factores ambientales se clasifican dentro y fuera del hogar.

“Dentro de casa son lo que llamamos alergia en intramuros, fuera de casa es la contaminación, los cambios climáticos abruptos que causan una descompresión barométrica y ocasionan los síntomas de alergia; el tabaquismo, exposición a humos, insecticidas, aerosoles, detergentes, una serie de sustancias que pueden presentarse en el lugar de trabajo o ciertas áreas de la ciudad”, agrega la especialista.

“Una descompresión barométrica genera que los pólenes sean más potentes y si aparte hay una lluvia también hace que los pólenes afecten más a las personas alérgicas”.

Diagnóstico
Así como la razón de una alergia es multifactorial, los tratamientos son integrales y especializados según el tipo que se diagnostique.

“Se hace una evaluación de historia clínica, también se explora cómo está el medio ambiente, se le hacen pruebas cutáneas, se revisa si hay algún polen, zacate, árbol, inhalante o algún otro factor que determine qué provoca los síntomas y estudios en la nariz para poder detectar si hay células que nos hablen que es alergia o infección.

“Una vez que se diagnosticó, se da un tratamiento orientado al control de medio ambiente y una educación de lo que no debe de haber dentro de la casa, cómo tratar de controlar lo que está afuera, y si el paciente es alérgico a algún alimento se le retira y se hace una dieta de eliminación por un periodo de ocho semanas”, explica la jefa del Centro Regional de Alergia e Inmunología Clínica del Hospital Universitario.



Tratamiento
Una vez que se ha diagnosticado el tipo de la alergia, se delimita uno de los cuatros pilares para un tratamiento que elimine los síntomas.


Los cuatro factores dan el 100 por ciento de control.
- Inmunoterapia o vacuna
- Control de medio ambiente
- Dieta de eliminación
- Farmacoterapia (antibióticos o antihistamínicos)


Recomendaciones para evitar alergias
- Monitorea los días con más contaminación
- Usa cubrebocas
- Evita los lugares cerrados por mucho tiempo
- Retira alfombras, almohadas y edredones de plumas, lana o fibras sintéticas que acumulen polvo

 

Comentarios