Vida

Embarazo y calvario

Cada día, 32 niñas de 10 a 14 años se convierten en madres en México; especialistas exigen educación sexual temprana
jueves, 7 de octubre de 2021 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Las mujeres que se embarazan antes de los 20 años tienen 50 por ciento más posibilidades de complicaciones, las cuales pueden incluso poner en peligro su vida. Y si son menores de 15 años, el porcentaje se va a un 60-70 por ciento, advierte el doctor Carlos Lejtik, ginecoobstetra y biólogo de la reproducción.

En 2020 hubo 373 mil 661 nacimientos de madres de entre 15 y 19 años, es decir, más de mil nacimientos de madres adolescentes cada día, de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Además, se estiman 11 mil 808 nacimientos en niñas de 10 a 14 años: cada día, 32 niñas se convierten en madres.

IMPLICACIONES SOCIALES
El doctor Lejtik advierte que la tasa de embarazos en adolescentes no ha podido ser disminuida significativamente en años recientes.

“Si comparamos por ejemplo 2014 con 2018, que son las dos últimas Encuestas Nacionales (de Salud) que tenemos, sí ha habido un mayor conocimiento de métodos anticonceptivos, sí sigue existiendo una prevalencia más o menos estable entre las mujeres que se embarazan antes de los 20 años y no hemos podido disminuirlo de manera considerable”, señala.

También destaca que el inicio de vida sexual activa, por ejemplo, empezaba antes a los 17-18 años y ahora hay encuestas muy particulares que reportan que están empezando a los 12-13 años.

Otro factor a considerar, agrega, son las implicaciones sociales, como el abandono de la escuela por muchas de las jóvenes embarazadas.

De hecho, el Conapo ha señalado las brechas que el embarazo adolescente abre a nivel profesional: sólo el 6.8 por ciento de las madres en estas edades llega a un nivel profesional mientras que 22.2 por ciento de las que se embarazaron en una edad adulta lo alcanza. Además, las que tuvieron hijos antes de los 20 años ganan 30 por ciento menos en comparación con las que aguardaron hasta la edad adulta (Reforma, 6 de mayo, 2021).

“No es lo mismo ser madre teniendo ya una preparación mayor, con una madurez intelectual, física y mental más adecuada, a ser prácticamente una niña”, explica Lejtik.

De acuerdo con datos oficiales, contrario a lo que se esperaba, los nacimientos registrados durante 2020 cayeron 22.1 por ciento en comparación con los de 2019 en el país.

“Y eso podría ser favorable, pero si tu te metes a estudiar más a fondo, sí hubo una disminución de nacimientos, pero en mayores de 25 años. En menores de 25 aumentó, y aumentó principalmente en poblaciones rurales, en estados del sureste del País y en algunos estados del centro”, indica.

Y es que en México, de acuerdo con fuentes oficiales, 23 por ciento de las y los adolescentes inician su vida sexual entre los 12 y los 19 años, pero, de ellos, 15 por ciento de los hombres y 33 por ciento de las mujeres no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación.

Lejtik plantea establecer una mejor educación sexual en las escuelas, que comience desde casa, y, sobre todo, iniciarla lo más temprano posible.

“Si sabemos que niñas de 12-13-14 años tienen ya un embarazo y a partir de los 15 ya tienen dos embarazos algunas, la edad (para iniciar la educación sexual) sería lo de menos, siempre y cuando se hablara con la claridad suficiente y pudiéramos estar en la capacidad de prevenir que esas niñas se estuvieran embarazando”.

¿Qué ha fallado: el sistema educativo, las campañas de prevención..?

Yo no culparía al sistema como tal. Yo culparía en general a toda la sociedad, ¿cuántos tabús no hay?, independientemente del nivel socieconómico, no hablamos de sexualidad con nuestros hijos, mucho menos con nuestras hijas.

Se le da un peso específico a la mujer y nos olvidamos que el hombre también tiene mucho que ver en esto. Tiene que tener una educación sexual también como tal. Es una cuestión de todos, es una cuestión socio-cultural a nivel mundial, no solo de México.

Lejtik es gerente médico de Salud Femenina de Pfizer México, empresa que ha desarrollado un programa junto con la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar A.C. (Mexfam) para llevar a la población joven más vulnerable información, servicios y atención sobre salud sexual y reproductiva, así como métodos anticonceptivos.

“Por medio de estas alianzas se tiene pensado desarrollar programas en los que los muchachos y las chicas puedan acercarse a instituciones, puedan tener información verídica, tener una página donde puedan obtener información con profesionales de la salud”, menciona.
 

Galería de fotos

Comentarios