Vida

Anatomía de la copa perfecta

Con la cristalería adecuada, los aromas del vino se tornan tan francos que resulta sencillo identificarlos
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 00:32

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Más del 80 por ciento de los compuestos que conforman el sabor están determinados por el olfato y la impresión que tenemos sobre estos está directamente afectada por la forma y el espesor del cristal.

Pionero en la premisa de permitir que el vino se expresara a partir de una copa funcional, Claus J. Riedel diseñó en 1979 cristalería enfocada en el servicio del vino, ya que hasta ese momento, la cristalería era de formas caprichosas con diseños rebuscados, de colores que impedían apreciar los colores del vino y con formas que promovían que los aromas escaparan fácilmente.

La solución: crear una copa con el más fino cristal disponible, transparente e incolora, soplada hasta su punto más delgado y con un diámetro de apertura estrecho en la parte superior para atrapar las moléculas de la copa.

Los aromas se tornaron tan francos que resultó sencillo identificarlos, cada prototipo de copa expresaba un perfil distinto aún sirviendo el mismo vino. Este suceso dio paso a una nueva era en la cristalería y detonó una época de investigación y desarrollo que culmina en la gama de copas actual.

 
+ Cáliz o bowl
Debe ser ancho para favorecer una amplia superficie de contacto del vino con el oxígeno y suficientemente alto para tener por lo menos 15 centímetros entre la superficie del vino y la nariz.

+ Diámetro de apertura o boca
Estrecho para evitar que escapen los aromas. El cortado en láser y posterior pulido favorece el flujo libre y adecuado del vino a zonas específicas del paladar.

+ Base o pie

Brinda estabilidad en la mesa y permite sujetarla.

+ Tallo
Permite sujetar la copa sin ensuciar el cáliz, al mismo tiempo preserva la temperatura de servicio del vino.

+ Pinot Noir
Para vinos ligeros. Su forma de letra O favorece un espacio al interior del cáliz para conservar los aromas de estos estilos.

+ Burdeos
Para vinos de gran potencia alcohólica o guarda larga. Su forma en U permite disipar la mayor cantidad de alcohol posible.

+ Syrah
Para vinos jóvenes. Su forma ovoide propicia disfrutar el perfil frutal de vinos jóvenes como Malbec o Syrah.

 

Comentarios