Vida

Región de frutos rojos

Sus colores brillantes las hace atractivas al ojo, su carga de antioxidantes valiosos para el sistema inmunológico y su sabor agridulce las vueve irresistibles al paladar: las berries mexicanas
lunes, 19 de abril de 2021 · 00:56

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Ubicados en los privilegiados entornos semisecos que imperan al sureste de Jalisco, los invernaderos ven madurar el intenso color morado de la zarzamora, el rojo vibrante de una fresa, el azul de un arándano y el rosáceo brillante de la frambuesa.

Gracias a los ojos y manos de piscadores mexicanos, quienes seleccionan los frutos solo cuando están en el punto justo de maduración es como las berries llegan frescas a la mesa desde regiones como Sayula, Ciudad Guzmán, Teocuitatlán o Zapotiltic, además de otras latitudes de Jalisco como Jocotepec, Tapalpa, Tala, Ahualulco y más regiones que comparte tierra fértil, agua y microclimas.

Los retos para su cultivo han llevado a innovar a través de macetas con sustrato de coco, lo que ayuda a reducir el consumo de agua en un 30 por ciento, en promedio, en comparación con el suelo, en busca de disminuir el impacto medioambiental, a la par de implementar la polinización con abejas, según explica José Luis Bustamante, presidente del consejo directivo de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries).

“Cada vez se usa menos agua para producir berries gracias a la migración a macetas de 28 litros con sustrato de fibra de coco, la mayoría producidas en Colima. Ahí se retiene el agua para que la planta la absorba y crezca, a diferencia del campo abierto, donde se necesita más agua ya que se mina. Los arándanos y fresas son las primeras en implementar esta tecnología en los últimos años”, puntualiza Bustamante.

Con estas tecnologías modernas, los productores obtienen resultados superiores a los cultivos tradicionales, implementando riego por goteo, el acolchado plástico que permite control de plagas, menor aplicación de agroquímicos y los túneles que regulan la temperatura y permiten la refracción de luz, lo que ayuda a las plantas a crecer.

Hace casi dos décadas se empezaron a sentar las bases de la industria de los frutos el bosque en México, y dos lugares fueron su epicentro: Jocotepec, en la Ribera de Chapala y Los Reyes, Michoacán, una zona subtropical, donde había empresas dedicadas al aguacate que se empezaron a dar cuenta que los consumidores cada vez miraban más a las berries como un alimentos saludable y rico.

“Actualmente la industria está principalmente en Jalisco, Michoacán y Baja California, aunque también hay mucho desarrollo en Guanajuato y Sinaloa. Jalisco es el líder en arándanos, no es líder en hectáreas totales, porque la mayor parte de las hectáreas de zarzamora están en Michoacán, alrededor de 18 mil, pero Jalisco sí es líder en el ingreso de divisas, de los 2 mil 800 millones de divisas que ingresan por berries, Jalisco es el número uno”, explica el productor.

Frutos viajeros
De Estados Unidos y España, principalmente, provienen las plantas aclimatadas para producir berries en Tierra Azteca, y su manejo genético se hace de manera manual para favorecer el rendimiento, resistencia a plagas, dulzor, tamaño y vida de anaquel de estos alimentos con destacadas cantidades de vitaminas y minerales.

“Se hace una mejoría de genética natural: se toma el polen de la planta A, lo ponen en la B y cubren con una bolsa de papel para que no llegue una abeja con polen de otra planta. Escogemos los genes que nos gustan y hacemos cruces para que dentro de siete o nueve años, la variedad de esos frutos que queremos crezca”, detalla José Luis Bustamante, presidente de Aneberries, quien destaca que la industria nacional de la berries genera 419 mil empleos directos.

Comprar las mejores
- Busca los de colores uniforme, eso es señal de madurez.

- Sinónimo de frescura son las frutillas firmes, brillantes y turgentes (hinchados).

- En el caso de los arándanos, hay una película cerosa y blanquecina llamada bloom, donde está la mayor carga de antioxidantes. Su ausencia es indicador de mal manejo o mucho tiempo en refrigeración.

Súmalas a tu dieta
Por su alto contenido de antioxidantes, las frutillas son aliadas contra el envejecimiento y un escudo contra enfermedades

En ensaladas, smoothies, postres saludables y hasta en cocteles se llevan bien las versátiles frutillas, así que no hay pretexto para dejar pasar sus bondades.

Los compuestos pertenecientes a la familia de los flavonoides -las proantocianidinas y antocianinas-, son los responsables de teñir de azul y morado a este grupo de alimentos; mientras que el licopeno es el pigmento de la familia de los carotenoides, responsable de colorear de rosa y rojo pero también de reducir daños de tejido y disminuir riesgos de cáncer, señala el libro Raw Food, de la nutricionista Consol Rodríguez.

“El principal aporte de las berries es que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, y considerando la pandemia actual, es buena idea incluirlas todos los días. Sus antioxidantes ayudan a prevenir el envejecimiento de las células, combaten los radicales libres a los que estamos tan expuestos, por causa del estrés y la mala alimentación”, puntualiza Nadia Acosta, nutrióloga con 20 años de trayectoria.

Que se les tilde de “súper antioxidantes” no es coincidencia, pues son 50 veces más activos que la vitamina E y 20 veces más que la vitamina C, de acuerdo con dicho libro; y Acosta recomienda incluirlas en la dieta diaria, entre otros grupos alimenticios, siendo una taza diaria de fresa, otra de frambuesa, media de zarzamora y solo un puñito de arándanos la dosis sugerida para adultos con buena salud.

“Son el grupo de frutas que aportan un índice glucémico bajo, significa que no elevan la glucosa en sangre, y las hace recomendables para personas con diabetes o quienes están en régimen alimenticio estricto, como pasa con las dietas cetongénicas, donde quieren utilizar la grasa como energía, ahí particularmente se recomiendan las frambuesas porque contienen cetonas, aunque las fresas son las que menos aporte de fructuosa tienen.

“El arándano es el más rico en antioxidantes, pero también es rico en vitamina C, lo cual ayuda a combatir los radicales libres. Los frutos del bosque mientras más color, más cantidad de antioxidantes hay”, agrega la dietista Ingrid Reyes.

Además de darle una empujoncito extra a la vida útil de nuestras células y llenarnos el estómago, las berries hacen feliz al corazón literalmente, pues poseen características antiinflamatorias que ayudan a prevenir enfermedades coronarias y cardiovasculares.

“Me han tocado casos de pacientes que asisten a quimioterapia pero el consumo de smoothies con frutos rojos les ayudan a resistir el tratamiento. El arándano en particular ayuda a la prevención de infecciones en las vías urinarias, y los frutos de color morado previenen el cáncer y tumores”, concluye Acosta.

 
Panorama nacional
+ Son 22 Estados los que producen berries a nivel nacional.

+ Los 5 principales son Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Baja California y Sinaloa.

+ El Estado con el mayor rendimiento (volumen por superficie) lo tiene Jalisco. De las 50 mil hectáreas de cultivo que hay a nivel nacional, Michoacán tiene 29 mil, y Jalisco solo tiene 10 mil; pero desde aquí se exportan el 60 por ciento de las 450 toneladas, 270 toneladas, gracias a que Jalisco ha invertido en tecnología.

+ Según información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) México es el tercer proveedor de fresa fresca al mercado internacional, con 14.83% del valor de las exportaciones mundiales.

 
Compra las mejores
+ Busca las de colores uniformes, eso es señal de madurez

+ Sinónimo de frescura son las frutillas firmes, brillantes y turgentes

+ En el caso de los arándanos, hay una película cerosa y blanquecina llamada “bloom”, donde está la mayor carga de antioxidantes, su ausencia es indicador de mal manejo o mucho tiempo en refrigeración


 

 

Galería de fotos

Comentarios