jueves, 18 de enero de 2018
BÚSCANOS EN:
Columnas

LA BUFADORA

- La decisión - ¿Y dónde está el árbitro? - Son rumores, son rumores…

LA BUFADORA
La decisión
En todas las entidades y municipios del país, el gobernador y el alcalde en turno son considerados por propios y extraños como los jefes políticos de sus respectivas demarcaciones; por tal motivo sería una ingenuidad pensar que no traten de influir en la designación de los candidatos que postule el partido del cual ellos emanaron.
 
Así que en este proceso electoral será interesante observar el grado de influencia del mandatario estatal panista, Francisco Vega de Lamadrid y el presidente municipal priista, Gilberto Hirata Chico, a quienes señalan como los principales padrinos de Juan Manuel "El Patas” Gastélum, al que ya ubican como candidato del PAN a la alcaldía de Tijuana y Samuel Albestrain Pérez, quien aspira por el PRI a la diputación local por el Distrito XIV.
 
De entrada es evidente que un gobernador pesa más que un alcalde, por lo tanto es lógico que la dirigencia nacional blanquiazul atienda las sugerencias de "Kiko” Vega sobre las mujeres y hombres que su partido debe mandar a la calle a pedir el voto en los próximos meses.
 
¿Por quién se inclina Vega de Lamadrid para que compita por PAN a la presidencia municipal de Ensenada?, ¿será por una mujer?, ¿dejará todo en manos del comité ejecutivo nacional para que otra vez este municipio sea moneda de cambio para otorgarle candidaturas a los partidos que vayan en alianza con el PAN?, ¿buscará influir más en las postulaciones a diputados para tener mayoría en la siguiente legislatura?
 
Si el PAN designa a una mujer como su candidata a la alcaldía de Ensenada para cumplir con la paridad de género, desde ahora apunten a la actual diputada federal Eloísa Talavera Hernández y eso lo sabe todo el mundo además del gobernador, pero si "Kiko” Vega y la dirigencia estatal panista se disciplinan y avalan el nombre de otra mujer, no sólo sería una sorpresa, sino también enviarían el mensaje de que Ensenada no está en el cajón de prioridades, lo que confirmaría que esta demarcación electoral continúa siendo moneda de cambio, y si pierden será un daño colateral que ya tenían calculado. Cualquier semejanza con el pasado reciente es mera coincidencia.
 
Pero en el hipotético caso de que el PAN postule a un hombre a la alcaldía de Ensenada, es de suponerse que aunque vayan en alianza con otras fuerzas políticas, la planilla a munícipes la encabezaría un panista, pero si no es así entonces perderán por tercera ocasión consecutiva, y para colmo los cargos de minoría los ocuparán militantes de otro color, y todo porque les impusieron desde el centro del país participar coaligados con partidos que no suman.
 
Y el panorama en el PRI de Ensenada es muy similar, porque todo lo decidirá su dirigencia nacional y también los obligarán a competir junto al Partido Verde Ecologista de México, no obstante que su prestigio esté por los suelos.
 
Lo paradójico es que el tricolor tiene la mesa puesta para ganar en este municipio, pero también son moneda de cambio y sacrificables, situación que le dejaría el terreno a una tercera fuerza política, que sin hacer el mayor esfuerzo e inversión podrían ganar la presidencia municipal, no por méritos y proyecto de gobierno, sino gracias a las alianzas fallidas del PRI y el PAN.
Francisco Vega de Lamadrid


¿Y dónde está el árbitro?
El pasado fin de semana el dirigente del PAN en Baja California, José Luis Ovando, se reunió en este puerto con los consejeros estatales del PAN que radican en Ensenada, varios de ellos simpatizantes y operadores de Francisco Tarín Perisky, quien aspira a ser el candidato blanquiazul a la presidencia municipal, y este encuentro trascendió porque no faltó la asistencia que subió las imágenes a las redes sociales, como si hubiera sido una fiesta social.
 
Y como este mosco tiene antenas en todos lados, trascendió que los consejeros le exigieron a Ovando que en Ensenada se lleve a cabo una elección interna con todo y maruchanes para designar al aspirante del PAN a la alcaldía, incluso salieron de la junta con la creencia de que en este municipio postularán a un hombre.
 
¿No se supone que los árbitros de una elección no deben tener preferencias por ningún candidato?, ¿estos son los consejeros que recomiendan a Ovando lo que tienen que hacer en Ensenada?, ¿quiénes son estos personajes?, ¿bajo qué criterios se manejan si la mayoría no han tenido ninguna responsabilidad relevante en los gobiernos del PAN ni en ese partido, mucho menos en las campañas? Preguntamos lo anterior porque su decisión puede pesar en los destinos de su partido.
 
Y mientras lo importante se define en la capital del país, aquí se desgarran entre ellos, unos cuidando su lugar en la nómina y otros buscando cerrarles todas las puertas a los dos ex alcaldes panistas, César Mancillas y Pablo Alejo López Núñez, cuando lo más fácil y democrático sería abrir el proceso, generar debate y permitir que los militantes decidan.
 
Para ganar un partido debe sacar su arsenal más fuerte, y en el PAN de por si es escaso. Por eso el PAN ya no gana. Ahora es una agencia de empleo, andan buscando cómo se acomodan y qué les pueden dar a los grupos.
 
Sin árbitros, con un padrón dudoso, sin estrategia definida y si salen con candidatos cuestionados luego no pregunten por qué fracasan en los comicios. 

 
Son rumores, son rumores…
Aunado al juego de las encuestas, la lista de hombres y mujeres que podrían convertirse en candidatos, los apuntados y los que se sienten "bendecidos”, lo cierto es que a escasas semanas de que los partidos decidan quiénes serán sus contendientes para el proceso electoral 2016, el dinero, la manipulación y las influencias con la gente de "poder” cada vez se hacen más evidentes.
 
Y que conste que no lo decimos por la serie de espectaculares que los y las suspirantes tienen en la ciudad, sino por los amarres, alianzas y acuerdos que el Partido del Trabajo (PT) ya busca con el PRI.
 
En este este juego una de las que podría salir beneficiadas (incluso dejar fuera a las mujeres priistas, pese a que las dirigentes del Ompri han jurado y perjurado que defenderán sus posiciones), es Rocío López Gorosave, a quien hasta señalan como posible candidata a la alcaldía.
 
Resulta que al interior del tricolor se ventila que la titular del Registro Civil tiene la "bendición” del alcalde Gilberto Hirata, pues además de que es su funcionaria, no olvidan que en el pasado proceso electoral federal fue un factor determinante que le quitó votos al PRI.
 
En este caso, y pese a que se habla de su rompimiento con Antonio Sánchez Zertuche, el que también aseguran que puede colocar a Rocío en una diputación local con el PRI es el mismísimo Armado Reyes Ledesma, quien presume de su buena relación con el delegado del comité ejecutivo nacional del tricolor, Leobardo Alcalá.
 
Para los malpensados no suena tan descabellado este enredo, porque hasta donde se sabe Alcalá no habla con claridad de las posiciones que pueden ocupar las mujeres del PRI y tampoco se ha tomado el tiempo para atenderlas.
Leobardo Alcalá


Galería de fotos

Escrito por El Mosquito

2
3

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2018 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos