viernes, 21 de septiembre de 2018
BÚSCANOS EN:
Principal

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

Hay una gran expectativa por la llegada de la réplica del barco San Salvador, el 17 de septiembre. Por tal razón, invito a las personas a interesarse más sobre la vida de nuestro navegante, leyendo el libro sobre su historia, sus viajes y los detalles de cómo descubrió nuestra bahía.

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

Portada del libro “Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo, 1542-1543”.

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

Réplica de la nave San Salvador, con la cual Rodríguez Cabrillo efectuara su navegación entre 1542 y 1543.

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

La réplica se encuentra en el Museo Marítimo de San Diego, y próximamente visitará Ensenada.

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

Estatua de Juan Rodríguez Cabrillo en Ensenada, Baja California. Un digno monumento.

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

La Bahía de San Mateo, actualmente Ensenada, en un mapa derivado de la navegación de Rodríguez Cabrillo.

Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo

Mapa de 1589 donde se aprecia lo descubierto por Juan Rodríguez Cabrillo, al norte de la península de California.

Mapa de 1589 donde se aprecia lo descubierto por Juan Rodríguez Cabrillo, al norte de la península de California.

CARLOS LAZCANO/COLABORACIÓN
carloslascano@hotmail.com | Ensenada, B. C.

Próximamente arribará a Ensenada la réplica del barco San Salvador; la nave que Juan Rodríguez Cabrillo utilizara entre 1542 y 1543 para terminar de descubrir la península de California y la costa del actual Estado de California.

Igualmente fue durante este histórico viaje que, por vez primera, europeos arribaron a nuestra actual Ensenada de Todos Santos, el 17 de septiembre de 1542.

Esta réplica fue construida en San Diego y actualmente reside en el Museo Marítimo de dicha ciudad, y es posible visitarlo e incluso navegar por la bahía en él.

La llegada de la réplica del San Salvador ha despertado una gran expectativa, ya que se está invitando a la ciudadanía para que la visite y conozca más de cerca las condiciones en que los navegantes españoles descubrieron nuestra tierra. Si comparáramos a las naves del siglo XVI, con la modernas naves marinas del siglo XXI, las primeras tienen mucho más parecido con una cascara de nuez flotando.

Aunque existe la mencionada expectativa, hay que reconocer que son muy pocas las personas que conocen más de cerca la figura histórica de Juan Rodríguez Cabrillo, y la gran mayoría de las autoridades desconocen a este personaje fundamental para nuestra historia, incluyendo a casi todos los que se han involucrado en este evento de traer la réplica.

Es por esa razón que quiero comentar aquí, que en el año 2007, publiqué el diario de este navegante en el libro “Más allá de la Antigua California: la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo, 1542-1543”. Esta edición se puede adquirir en el Museo de Historia de Ensenada, cuya sede se encuentra dentro de las instalaciones del Centro Cultural Riviera.

Invito a los lectores para que lo adquieran y lo lean, ya que en este texto encontrarán completa la historia de nuestro navegante, así como los detalles de cómo descubrió nuestra bahía.

CÓMO FUE DESCUBIERTA LA PENÍNSULA
Este libro se divide en una introducción y seis capítulos. En la introducción se analiza el contexto de cómo es que fue descubierta la península de California por las navegaciones enviadas por Hernán Cortés, el fundador del México moderno, entre 1533 y 1539. Fue durante este primer ciclo de exploraciones que fue descubierta nuestra tierra y se encontró que era una alargada península.

En el primer capítulo, se estudia la influencia del primer virrey de la Nueva España, don Antonio de Mendoza, en el descubrimiento de parte del noroeste de México, incluyendo algunas navegaciones enviadas a explorar la península. El capítulo dos trata sobre Pedro de Alvarado, el conquistador de Guatemala y jefe de Juan Rodríguez Cabrillo, quien inicialmente quiso continuar las exploraciones por el Pacífico norte, avanzando más allá de lo alcanzado por Cortés. Alvarado organizó desde Guatemala una gran armada, al frente de la cual puso a Juan Rodríguez Cabrillo. Sin embargo, la muerte de Alvarado en la guerra del Mixtón (Jalisco), puso fin a estos planes. Fue así que el virrey tomó parte de la flota y decidió enviar a Rodríguez Cabrillo a explorar más allá de la península.

En el capítulo tres se habla sobre lo poco que se conoce de la vida de Rodríguez Cabrillo. Cuando este libro fue escrito, aún se desconocía su origen español, aceptándose por la mayoría de historiadores que era portugués, pero existiendo una fuerte polémica sobre su origen, ya que había numerosas circunstancias que hacían sospechar un natalicio más bien español.

El capítulo cuatro es la transcripción de lo que se conoce del Diario de la navegación de Juan Rodríguez Cabrillo, llamado: “Relación del descubrimiento que hizo Juan Rodríguez Cabrillo, navegando por la contracosta del Mar del Sur al norte, hecha por Juan Páez”. También conocido como “Relación de Juan Páez”.

En realidad, este documento no es un diario de navegación, ni una bitácora, ni siquiera es una verdadera relación de viaje. Parece ser un informe condensado de dicha navegación, complementado por medio de entrevistas a los participantes, que fueron realizadas al regreso del viaje. El autor de este documento parece ser el famoso navegante Andrés de Urdaneta, el primero en lograr la torna vuelta del Océano Pacifico.

La transcripción que aquí se hace de esta relación, está anotada con el fin de facilitar su lectura, identificándose personajes, sitios geográficos, así como elementos de flora, fauna, geografía, etnografía, entre otros.

Esta relación nos ofrece la primera descripción de numerosos accidentes geográficos de nuestra península, incluyendo Ensenada y la Bahía de San Quintín, así como de la costa que hoy conocemos como California (Estados Unidos).

NAVEGACIÓN DE RODRÍGUEZ CABRILLO
Igualmente se registra por vez primera a los grupos yumanos del Pacífico; kiliwas, kumiai, pa ipai, y muchos otros de la Alta California. El documento tiene un gran valor histórico para las Californias.

En el capítulo cinco se analizan otras crónicas de la navegación de Rodríguez Cabrillo, como la de Francisco López de Gómara, Antonio de Herrera, Francisco Antonio Lorenzana y Martín Fernández de Navarrete, todos ellos cronistas de Indias entre los siglos XVI y XVIII. Estas otras crónicas nos ofrecen otras versiones de la navegación de Rodríguez Cabrillo, las cuales vale la pena revisar.

En el último capítulo, el sexto, se revisan los resultados de la navegación de Rodríguez Cabrillo, dentro del contexto de la geografía mundial y la cartografía, analizándose con detalle los mapas que se derivaron de ella, así como las contribuciones que tuvo para el conocimiento geográfico de la época. Igualmente en este capítulo se revisa las relaciones de Rodríguez con los grupos indígenas que fue encontrando.

El libro incluye una amplia bibliografía, así como un índice analítico que mucho facilita la consulta. También cuenta con numerosos mapas tanto de la ruta de Rodríguez Cabrillo, como los que se derivaron de su navegación. Igualmente se incluyen numerosas fotografías de los sitios donde estuvo Rodríguez Cabrillo.

Este libro es el quinto tomo de la serie de publicaciones llamada “Navegantes de la California” y fue financiado por la Fundación “Juan Rodríguez Cabrillo” y la Fundación Barca, la primera de San Quintín y la segunda de Ensenada.

La lectura de este libro es ampliamente recomendable para todos aquellos que quieran profundizar en el conocimiento de la historia de Ensenada y Baja California y es uno de los mejores libros sobre Juan Rodríguez Cabrillo y su navegación descubridora.

Como lo decía, se puede adquirir en el Museo de Historia de Ensenada, cuya sede es en el Riviera.

Galería de fotos

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2018 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos