sábado, 22 de septiembre de 2018
BÚSCANOS EN:

Sucesos de la plástica

Ofreceré un breve recorrido en el interés de que tú lector, conozcas algunos momentos importantes del arte universal

Por José Carrillo Cedillo*

El pintor ruso Vasili Kandinski, una tarde en su estudio, se disponía a salir a comer cuando por accidente tiró un cuadro que estaba pintando, lo regresó al caballete sin percatarse que estaba al revés. Horas después cuando volvió, al verlo le encantó y lo firmó. Dice la leyenda que así nació el arte moderno.

El pintor inglés Francis Bacon, retornó una noche a su estudio y  encontró dentro a un joven que evidentemente había entrado a robar, lejos de reclamarle o amenazarlo, le dijo que se tranquilizara pues no tenía nada contra él.

Le ofreció un vaso de wiski y el joven aceptó, después de la segunda botella,  Bacon que era homosexual  lo invitó a quedarse y el joven también aceptó estar con él hasta su muerte.

El pintor francés Marcel Duchamp, famoso por ser contestatario, en una ocasión envió una obra a una exposición en Sudamérica y al verla expuesta reclamó pues al recibirla el personal del museo la desempaquetó y resulta que la obra era el paquete mismo.

En una exposición en el museo de la Ciudad de México  una amable señora llenó de flores una de mis obras, fue tal su sinceridad que yo mismo irreflexivamente la descolgué  y se la regalé, al regresar a mi casa horas después tenía el recado de presentarme en la delegación pues habían detenido a la señora al salir del museo acusada de robarse un cuadro, la señora resultó ser la esposa del embajador de Puerto Rico y desde entonces no puedo visitar ese país.

Leonardo Da Vinci, quien vivía en Florencia, una noche fue acusado de prácticas homosexuales (por medio de un anónimo depositado en un buzón para denuncias)  con su ayudante el cual  fue su amante además de posar para varias obras y vivió con el.

Vincent Van Gogh murió en la miseria después de muchos años de recibir la magra ayuda de su hermano que prácticamente lo mantenía  y se sabe que el dinero para su comida lo gastaba en materiales; el ayuno forzado le ocasionó ir gravemente enfermo al hospital.

Nunca vendió un cuadro a pesar de que su hermano los ofrecía a la venta en la galería donde él trabajaba, básicamente porque su estilo de pintar no gustaba al público.

Trágicamente sus cuadros se venden ahora en carretadas de dinero.

Lo que actualmente aceptamos como arte es tan flexible que casi cualquier vacilada se exhibe como tal, basta que el artista lo diga.

Las diferentes visiones de lo que es arte

En Francia, un artista enlató su propio excremento y lo puso a la venta  como Merde de artist, al precio de una onza de oro por lata.

En Ensenada vimos una muestra de varillas soldadas y el artista argumentó que era porque su padre había sido soldador… y yo salí de ahí muy confuso,  pensando en mi caso, ¿qué hacer si mi padre fue zapatero?

En New York, el trabajo de 2 jóvenes es recorrer todos días los parques recogiendo cacas de perro y con ello hacen obras de arte.

Un maestro italiano de anatomía, descubrió en varias obras de Miguel Ángel,  un quinto incisivo, lo que se entiende como sinónimo de violencia y naturaleza lujuriosa. Y se supone que  con ello quiso representar la fealdad del mal.

Hace 2 años viajamos a Chicago, Estados Unidos, para ver la escultura monumental de “mi novia Marilyn”, y como siempre que vamos a una nueva ciudad abordamos un turibús,  después de varias millas de camino, desembocó en el centro de la ciudad y se detuvo en una esquina donde el joven chofer  dijo que volteáramos  a la izquierda a ver una gran escultura y que retaba a todos los pasajeros a que le dijeran si alguien sabía  que era.

El silencio fue total y me animé a romperlo y levantando la voz le dije en mi inglés champurrado: “yo sí sé, es una escultura de Picasso y se titula Woman”.

El joven  se levantó de su asiento y dirigiéndose a mí, dijo: “no puedo creerlo, llevo 14 años en esta ruta y nunca nadie me había dicho lo que tú me dices,  efectivamente, tienes razón, es un Picasso”, mostrando un álbum con obras del mencionado artista español.

Desde luego aclaré que yo soy maestro de artes plásticas y todo lo demás.

Invito a ustedes a hacer el cálculo de cientos de turistas de toda la unión americana,  circulando diariamente, sin contestar la pregunta.

Los maestros que impactaron la historia

No pude evitar recordar lo declarado por el maestro Diego Rivera al regresar de  vivir en Nueva York y pintar sus murales en el Rockefeler Center:  “no puedo creer que el pueblo norteamericano pudo llegar a la abundancia  sin pasar por la cultura”.

Dijo Isaac Asimov: “Un error dramático y casi mortal, señaló el nacimiento de Pablo Picasso. La partera, creyéndolo nacido muerto lo había abandonado sobre una mesa, más su tío, un médico que fumaba puro, lo revivió con una ráfaga del aire necesario, aunque llenó de humo, en sus pulmones”.

Después de pintar su obra más controvertida, desnudo descendiendo por una escalera, Marcel Duchamp, inventó el ready made, escultura confeccionada con artículos  encontrados en la basura. Después se retiró del arte a jugar ajedrez los últimos 40 años de su vida.

Carlos Wilson Peale, retratista norteamericano, hizo 7 retratos de Jorge Washington posando él,  pero también le hizo dentaduras como adorno con dientes de animales montadas en plomo.

Cuando ganó 100 mil francos en la lotería estatal, en 1891 Claude Monet se dedicó a vagar por el campo pintando paisajes.

Cuando la belleza más célebre de París, Virginia Avegno Gautreau, fue presentada por el pintor realista Juan Singer Sargent, en su obra maestra Madame X,  exactamente como era de perfil, egocéntrica y superficial, vestida de manera inmodesta, el público se escandalizó. Madame Gautreau se puso histérica y el pintor fue obligado a irse a Londres.

Pocos saben que el famoso retrato de La Gioconda, le fue rechazado a Leonardo por su cliente, el Giocondo porque ella aparecía gorda y es que recién había dado a luz un retoño del señor, que se negó a pagarle y por ello Leonardo conservó el retrato hasta su muerte.

La galería de arte más grande es el palacio de invierno Hermitage en Leningrado. Uno tiene que caminar 24 kilómetros para visitar cada una de las 322 salas que alojan tres millones de obras.

*Artista plástico y docente con más de 50 años de trayectoria.

Galería de fotos

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2018 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos