911

Policía baleado estuvo en juicio

El fallecido era un elemento activo de la GESI que había sido denunciado por abuso de autoridad y daños en propiedad ajena
911
jueves, 30 de julio de 2020 · 00:00

CÉSAR CÓRDOVA/EL VIGÍA
ccordova@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Estuvo bajo proceso judicial por abuso de autoridad y daños en propiedad ajena, el agente asesinado el pasado lunes en el estacionamiento de un supermercado de Pórticos, quien la Fiscalía identificó como miembro activo de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI).

Edmos Sánchez Lizárraga, asignado a la GESI, corporación que forma parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), quedó sujeto a proceso judicial en enero de 2017, tras ser denunciado penalmente por un ciudadano que fue su víctima.

Por estos mismos delitos, otro elemento de nombre José Francisco “N”, fue vinculado a proceso en marzo de 2017, como parte de la misma carpeta de investigación integrada Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), ahora FGE.

Sánchez Lizárraga, y el otro servidor público, como integrantes de la desaparecida Policía Estatal Preventiva (PEP), ahora GESI, irrumpieron de manera violenta el domicilio de la víctima, ubicado en Villa Fontana, portaban sus respectivos uniformes y las armas de la corporación.

ALLANAN VIVIENDA
De acuerdo a la investigación expuesta en los juzgados, para ingresar a la vivienda, los agentes destrozaron ventanas y puertas, en el interior, hincaron a los hijos y esposa de la víctima, mientras que Sánchez Lizárraga cuestionaba al afectado, presuntamente, por drogas.

Momentos después, el habitante de la casa fue esposado y subido a un pick up de color blanco sin logotipos ni insignias de corporación alguna y con luces de emergencia, al tiempo que los uniformados amenazaron al resto de la familia para que no reportaron lo ocurrido.

El hombre fue llevado a algún lugar del Cañón de Doña Petra, en este sitio le preguntaron por otros individuos, al responder que no los conocía, fue agredido a puñetazos en el estómago.

Sánchez Lizárraga golpeó a la víctima con las palmas de las manos debajo de los oídos y en la cabeza. Luego le colocó una bolsa de plástico en la cabeza y lo golpeó de nuevo para que perdiera el aire y se ahogara.

SIGUIÓ EN FUNCIONES
Luego de aproximadamente una hora de estar en el cañón, el individuo fue trasladado a la base de la PEP, donde lo consignaron al Ministerio público federal por delitos contra la salud.

A finales de marzo de 2017, el abogado de Edmos Sánchez Lizárraga pactó un plan de reparación de los daños con la víctima y obtuvo la suspensión condicional del proceso, después el servidor público siguió ejerciendo sus funciones en la corporación.
 

 

Comentarios