LA TURICATA

Primero los pobres

Por José Carrillo Cedillo
viernes, 07 de diciembre de 2018 · 00:00
Viajé a la Ciudad de México expresamente para estar presente en el zócalo, corazón de la patria, en la toma de posesión SIMBÓLICA de Andrés cuando le negaron el triunfo, la plaza estaba llena hasta las calles adyacentes y la mezcla de coraje e impotencia se sentía entre los miles de asistentes.

Quizá abusando de hablar en primera persona he contado en entregas anteriores que desde muy joven milité en la izquierda por múltiples razones, de tal modo que asistí a numerosas manifestaciones recorriendo las calles de la ciudad.

Puedo decir que soy un superviviente del trágico 2 de octubre donde un tío militar me alertó y al ver la señal en el aire salí sin que me detuvieran (afortunadamente) de la Plaza de las Tres Culturas. Considero natural que yo que he vivido diez sexenios pueda ver con otra óptica lo que vivimos en este histórico día primero, pues el diablo sabe más por viejo que por diablo, llegué ya, a vivir la fama de los viejitos que damos consejos sin que nos los pidan y que por cierto nadie escucha porque nadie experimenta en cabeza ajena.

Los más de 30 millones de mexicanos que votamos por Andrés, CIFRA HISTÓRICA, estamos de fiesta porque al fin triunfó la razón y la justicia, repito que respeto la opinión de los escépticos. Juntos, ahora, debemos unirnos a trabajar por un cambio verdadero.

Entre otras cosas voté por AMLO al grito de primero los pobres, pues yo salí de ahí y es un verdadero infierno, DANTE se queda chiquito, (no conoció Tepito) si no tomas medidas individuales te traga la vorágine de la pobreza en todos sentidos.

En la fecha referida al inicio de esta entrega, tomé un taxi para ir a visitar a una tía y, cual era mi costumbre, cuando vivía allá, platiqué con el chofer pues sostengo que si sabes platicar con ellos, saben de noticias frescas. Y comentando por qué había yo regresado, coincidimos en opiniones y me dijo, lo recuerdo claramente, señor, lo que necesitamos no es solamente que gane Andrés, necesitamos ganar el Congreso… las palabras del joven trabajador del volante para mí, revelan la sabiduría del pueblo, ellos viven la pobreza de los miserables sueldos que ganan los trabajadores. La izquierda siempre ha luchado por los pobres.

Dos de mis primos tuvieron que dedicarse al volante, abandonando sus estudios y yo me salvé por auto convencimiento (uno construye su destino) y por escuchar consejos. Chino, no te cases por sexo, me dijo uno de mis maestros al verme tan entrado con mi noviecita, eso se acaba. Hice caso y esperé hasta que conocí a la mujer de mis sueños y ella aceptó casarse conmigo.

Cuando estudiante puse una galería para vender cuadros y mi viejo maestro al enterarse, me regañó, bueno, aclaremos, vas a ser pintor o comerciante… obviamente cerré la galería. Definitivamente la vida no es fácil para los pobres y son millones. Por ello creo que debemos asirnos a la esperanza y la convicción de que entre todos podremos sacar adelante a nuestra patria. El camino esta trazado. Unidos, entre todos, hagamos historia. Somos la generación del cambio.

VIVA MÉXICO!

jcarrillocedillo@hotmail.com

Comentarios