LA BUFADORA

Ensenada invisible

Por El Mosquito
miércoles, 05 de septiembre de 2018 · 00:00

No importa quién gobierne desde el centro del país, porque la constante desde hace 18 años es que Ensenada es invisible para el presidente de la república en turno y sus respectivos gabinetes. El último mandatario que se acordó del municipio más grande territorialmente fue Ernesto Zedillo Ponce de León, pues durante su sexenio cambio de sede la 2da. Región y Zona Naval, para permitir la construcción del Jardín Ventana al Mar, el asta bandera monumental y el andador turístico; también se remodelaron 9 cuadras de la calle Primera, desde la Ryerson hasta la Castillo; se urbanizó la entrada a este puerto de la Caseta de San Miguel a los muelles, y se puso en marcha la planta de tratamiento de aguas residuales de El Naranjo.

A lo largo de su gestión Zedillo visitó en 12 ocasiones el municipio de Ensenada, a diferencia de las muy esporádicas ocasiones que vinieron Vicente Fox (2000-2006); Felipe Calderón (2006-2012) y no se diga Enrique Peña Nieto (2012-2018), quienes en sus escasas y breves giras reconocieron la dificultad para llegar a este puerto debido a la falta de infraestructura.

Así que desde hace 18 años Ensenada recibe peor trato que la cenicienta del cuento infantil, porque las obras prometidas no se concretan, léase aeropuerto civil y de carga en el Valle de Ojos Negros, vía ferroviaria de Tecate al puerto de El Sauzal de Rodríguez, la terminación del libramiento carretero El Sauzal-Maneadero; la modernización del “tramo de la muerte” Chapultepec-Maneadero; la construcción de la carretera alterna a la autopista Escénica; garantizar el abasto de agua para toda la población y reutilizar las aguas tratadas, además de la necesidad de reubicar la guarnición militar para transformar el área de El Ciprés en el bosque de la ciudad con frente de mar, lo que implicaría obviamente prolongar el malecón o Bulevar Costero para contar con una vialidad costera digna y atractiva.

Todo esto en cuanto equipamiento urbano, porque aparte se requiere impulsar el clúster energético que conforman Ienova, la nueva central eléctrica de la Jovita y la planta de Zeta Gas, para atraer inversiones de gran calado en el sector industrial, pero se necesita que dicho centro energético se vislumbre como una gigantesca posibilidad de desarrollo y no como un riesgo.

Pero de nada valdrá tal potencial de Ensenada, si sus residentes y autoridades no presentan un frente común para exigir que la federación otorgue las facilidades fiscales y jurídicas para detonar la pesca, la industria, el turismo, la minería, entre otras actividades productivas.

El incluir a Ensenada en la disminución del IVA del 16 al 8 por ciento, y del ISR del 35 al 20 por ciento es apenas una de tantas luchas que se deben encabezar, y precisamente en este mes de septiembre el Congreso federal comenzará el análisis, discusión y aprobación del proyecto de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos de la Federación, de ahí la urgencia de promover acciones para que nos consideren desde ahora en esos beneficios, de lo contrario quedaremos fuera de las promesas presidenciales, como siempre ha ocurrido.

El próximo 11 de septiembre se anuncia la presencia en Tijuana del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien presidirá un foro sobre seguridad, pero será la oportunidad para observar de qué material están los dirigentes sociales de Ensenada y sus representantes populares de todos los partidos. No se trata que se comporten como Gerardo Fernández Noroña, sino de que se planten con respeto y dignidad ante el futuro presidente… ¿Acaso es pedir mucho? Si acuden al evento en Tijuana esperemos que no sea únicamente para tomarse un “selfie” con López Obrador.

Presentan iniciativa
Mientras tanto y sobre el mismo tema, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, presentó ayer una iniciativa para reformar el artículo 2 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Durante su exposición, la legisladora sostuvo que “(…) una de las mayores urgencias gira en torno a revertir los daños ocasionados específicamente en el incremento de la tasa del IVA en la zona fronteriza. Con la reforma fiscal se homologó el Impuesto al Valor Agregado en la zona fronteriza, el cual pasó del 11 por ciento al 16 por ciento y que generó afectaciones a más de 7.5 millones de ciudadanos que radican en esas regiones. (…) ¿Qué es lo que estaremos proponiendo en esta iniciativa? que se adicione en artículo segundo de la Ley del IVA con el objeto de establecer una tasa del 8 por ciento del impuesto en toda la región fronteriza. (…) Es la oportunidad de cumplirles a los mexicanos, no sólo con una franja acotada a 20 kilómetros, como lo ha manifestado el presidente electo, sino estamos proponiendo que se regrese a la franja fronteriza que se tenía en el año 2013 y que se tomen en cuenta a municipios como el municipio de Ensenada y el poblado de San Felipe en Baja California, que se tome en cuenta también a los estados de Baja california Sur y el estado de Quintana Roo”.

Comentarios