EL SOPOR DEL BUITRE

Congruencia Morena

Por Gerardo Sánchez García
viernes, 15 de noviembre de 2019 · 00:00

El Partido Morena ha planteado en el Congreso Federal la reducción en un cincuenta por ciento del presupuesto que se asigna a los partidos políticos en México. La propuesta ha sido bien recibida por la ciudadanía y no muy bien por los dirigentes de los otros partidos quienes además de ver que perderían un buen billete consideran que con esa medida se fortalecería a los morenistas, que por los resultados de las recientes votaciones serían los que más fondos recibirían, aún reduciendo las asignaciones públicas a los partidos.

Sin embargo, en Baja California se podrá comprobar la congruencia ideológica, política, moral y económica de Morena, que sería el partido más favorecido en el 2020 con los fondos públicos partidistas: 55 millones 974 mil pesos para el sostenimiento de sus actividades ordinarias y 1 millón 656 mil pesos para el Desarrollo de Liderazgo Político de las Mujeres (sic).

Le sigue en cuanto a la cuantía asignada el Partido Acción Nacional con 31 millones 772 mil pesos para sus gastos ordinarios, sueldos exhorbitantes para sus dirigentes y algunos chuchulucos. Para el fortalecimiento del liderazgo político femenil, los panistas bajacalifornianos podrían aplicar 953 mil 182 devalualdos pesillos.

Dato curioso de este reparto de billetes es que el Partido de la Revolución Democrática recibirá más dinero (16 millones 166 mil pesos) que el agónico PRI bajacaliforniano (13 millones 66 mil pesos), ello sin considerar los fondos respectivos de cada partido para empoderar a las mujeres perredistas y priistas -si es que todavía existen- de su respectivo liderazgo político.

Retomemos el tema central de este comentario: ¿renunciará Morena BC al 50% de esos 57 millones 630 mil pesos? ¿a dónde irían esos 28 millones 815 mil pesos?

¿Podrían destinarse a los desayunos escolares que se han prometido entregar a los escolares bajacalifornianos?, ¿a atender a los ancianos en pobreza extrema?, ¿tal vez para prevenir las adicciones o para el fondo para las víctimas ?, ¿o quizás para esas pobres y desamparadas mujeres que bailan en algún table dance?

¿Serán congruentes los promotores nacionales de la disminución de estos recursos, con quienes tienen la posibilidad real e incluso el derecho de seguirse gastando ese dinero?

Se reciben apuestas a favor o en contra de esa hipótesis.

Ladrones de agua
Dejar la víbora chillando, aventar la pedrada y esconder la mano, denunciar el pecado, pero no al pecador, pueden ser algunas de las frases con las que podría calificarse lo que hizo Carlos Loyola Peterson, ahora ex-director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada, cuando en el último día de su cargo dio a conocer que de Mexicali a Ensenada se “extraviaban”, “perdían” o huachicoleaban miles de litros de agua.

De 270 litros por segundo que venían del Río Colorado, sólo nos llegaban 130 litros por segundo -y en algunos días ni eso-, sin que se sepa con exactitud si los 140 litros por segundo -más de la mitad de lo que recibíamos- se evaporaban o eran facturados en Tijuana.

El tema cobra nuevamente importancia porque ahora resulta que la parte norte de Ensenada tendrá a partir de la siguiente semana recortes, tandeos, racionamientos o escasez del vital líquido porque -¡oh, casualidad¡- se disminuyó el agua de los pozos de La Misión.

¿Qué acaso el agua que se repartía en esa zona no procedía del llamado Flujo Inverso? ¿No resulta demasiado casual que la crisis de abasto de agua de Tijuana y Playas de Rosarito ahora también impacte a Ensenada, cuando se supone que se tenía una cuota asegurada del Río Collollado? Misterios que las autoridades del agua, federal y estatales, todavía no han explicado con claridad a los ensenadenses.

El pasado miércoles el gobernador Jaime Bonilla Valdez aseguró que la crisis de abasto que se vive actualmente en la Zona Costa fue planeada y generada intencionalmente por los anteriores funcionarios. Habrá que investigar la validez de tal hipótesis, pero además indagar si no sólo generaron un daño social a la par que enriquecieron sus bolsillos con un agua que nadie sabe “onde” quedó. (¿Ontá el agua?, aquí no tá...)

Dinero solar
José Maciel, presidente del comisariado del ejido Benito Juárez García, sintetizó la situación de una manera precisa y preciosa: Le estamos sacando dinero al sol.

Así definió la operación de la Rumorosa Solar, parque fotovoltaico que se instaló en 135 hectáreas improductivas de esa parte de Tecate. Los ejidatarios recibirán una renta fija por una tierra que antes sólo producía problemas, angustias y desolación.

Aunque realmente quienes le sacaran más provecho a “la cobija de los pobres” será la empresa Ienova, que invirtió 50 millones de dólares e instaló 165 mil paneles solares.

Tal inversión es reflejo de la llegada a la entidad de importantes capitales para la generación de energías renovables.

En Ensenada hay también otra inversión en esa área -aunque no de esas magnas dimensiones- de la División Energía de Cemex, mismo que con ocho aerogeneradores surtirá de fluido eléctrico a una muy famosa cadena de tiendas de conveniencia de la entidad.

Las energías limpias no sólo tienen un impacto en el mejoramiento del medio ambiente, son también una importante fuente de generación de empleos y de riqueza.

Hace algunos años cuando se realizó la consulta pública en torno a la instalación del parque eólico de La Rumorosa uno de los hijos de los ejidatarios del lugar que acudió a la reunión se puso de pie y recordó que de niño su padre le llevó a ver lo que era la dotación ejidal que habían recibido.

“Nos dieron puras piedras y viento, dijo mi padre mostrándome un agreste e improductivo terreno”, relató el hombre. “Ya vamos a tener ingresos por el viento, ahora estamos pensando como chingaos le sacaremos dinero a las piedras”, concluyó.

No suelo olvidar una cara, pero con usted haré una excepción.
(Groucho Marx)

*El autor es periodista y atlantista

elsopordelbuitre@hotmail.com
 

Comentarios