PROYECTOVINO

“La omnipresencia”

Por Araceli Velázquez Córdoba
jueves, 16 de mayo de 2019 · 00:00


“No podemos creer que nos digas que no vas a estar en el Festival de las Conchas. Si justamente vamos por todo lo que hemos leído y nos has platicado de él” - “Pues con todo el dolor de mi corazón, tengo que decirles que por razones fuera de mi alcance, no podré ir”. Fue parte de la sufrida plática que tuve hace un par de semanas con unos amigos que finalmente se decidieron a ir a mi lugar y evento preferido. No tienen idea lo difícil que es para mí no poder asistir a la gran cantidad de eventos a los que tengo el honor de ser invitada. Y aún más, dejar de ir al festival que es mi favorito desde que tengo uso de razón del vino.

Pero como dice el dicho, que generalmente no acierta, “No hay mal que por bien no venga”. Para mi fortuna, esta vez el dicho sí acertó. Justo cuando estaba pensando utópicamente en cuánto me gustaría poder estar en varios lugares a la vez para no perderme nunca de nada, porque soy una persona que a veces no puede evitar pensar en el “si hubiera ido”, y mi mente y corazón seguían queriendo estar en Ensenada entrando al festival, que como siempre, impecablemente organizado por Provino recibe a todos los que amamos el vino, me azotó un latigazo de realidad y lucidez que me dijo al oído “Araceli, estás aquí, no allá. Disfruta tú aquí. Que es donde tú estás”.

Mismo día, misma hora, pero en la CDMX, los miembros del staff nos dieron amablemente la bienvenida mientras nos servían una copa de Chenin Colombard y nos invitaban a inscribirnos a las diferentes catas que iban a tener lugar en el evento del lanzamiento de la tercera edición del MXFest de Monte Xanic. Que se montó de manera magistral en un jardín del Bosque de Chapultepec. Con 10 stands de restaurantes y sus chefs maridando sus creaciones de la comida de Baja con los vinos. ¡Realmente nos transportaron a Ensenada!

“¡¡ Ehhh, que bueno que nos acompañas Araceli !!” me dijo Hans Backhoff al entrar al salón de catas. En ese momento yo desconocía que estaba a sólo 2 días de asumir la Presidencia del Consejo Mexicano Vitivinícola, por lo que no lo pude felicitar por este nuevo reto. Aprovecho entonces ahora para hacerlo. Estoy segura que este cambio traerá enormes beneficios a la industria vinícola y esperemos que sea por igual, dándole realmente al CMV la importancia que tiene. Ya que para mí las vinícolas y el consumo del vino mexicano lo sobrepasaron, mientras por años estuvo dormido en sus laureles.

Yo que llevo en esto algo de tiempo siempre busco referencias, estadísticas, datos etc. con ellos a través de sus medios de difusión y jamás he tenido un buen sabor de boca. De hecho me da un poco de impotencia saber todo lo que podría lograr un organismo como éste. Me da gusto ver que estén finalmente trabajando en cubrir las necesidades de la industria y sobre todo a la creación de cultura del vino en nuestro país. Con Hans al mando estoy convencida de que se darán pasos conscientes y firmes por el bien de todos. Una comunicación correcta, innovadora y con recursos reales que nos permitan regular, pero sobre todo avanzar este camino en el que tantos andamos. Enhorabuena!, es una excelente noticia.

No se si a ustedes les guste la magia, a mi me encanta y sobre todo llevada al cine. Soy fan de las películas de J.K. Rowling, entre muchas cosas, por permitirnos imaginar o qué podemos alcanzar al realizar nuestros sueños y las armas para lograrlo. Ese fin de semana, quise tener un instrumento como el de Hermione para poder estar en 2 lugares al mismo tiempo y no perderme de nada al ser omnipresente. Pero en la vida real, podemos estar en un solo lugar, por lo que hay que disfrutarlo. Y si es con una copa de vino mexicano, ¡mejor!

aracelivelazquez@proyectovino.com.mx

www.proyectovino.com.mx

Twitter: @proyectovino

Comentarios