EL GABACHO GACHO

Punta Banda: del escándalo a un paraíso diverso

Por Le Roy José Amate Pérez*
miércoles, 10 de julio de 2019 · 00:00
En 1985, como inmigrante a Ensenada de Oakland California, me invitaron a ser socio en una importante firma de abogados de Ensenada. La firma tenía poder notarial para tres de los bancos más poderosos de México, incluido Bancomer, cuya estrategia de inversión buscaba agresivamente la inversión extranjera, ejemplificado por su comercialización a compradores de bienes raíces extranjeros, un “fideicomiso bancario”. La única garantía de derechos de propiedad disponible para propietarios extranjeros.

Bancomer contrató a nuestro bufete de abogados para realizar una búsqueda de títulos para asegurar un contrato de fideicomiso. El desarrollador, Carlos Terrán, había firmado un acuerdo de empresa conjunta con el “ejido” (una cooperativa agrícola), quien había tomado ilegalmente la tierra para desarrollarse. Las tierras ejidales están reguladas por la agencia gubernamental llamada RAN, quienes determinan la legitimidad de las tierras que se clasifican como tierras ejidales en oposición a las tierras privadas o gubernamentales.

Alguien en RAN ajustó el mapa a la vez que Terrán comenzó su desarrollo para incluir la península de Punta Banda, un informe de título falso, con la intención de defraudar al comprador extranjero para que creyera que el ejido tenía el derecho legal de transferir el título.

Al mismo tiempo, los funcionarios de los gobiernos locales del municipio y del Estado se hicieron de la vista gorda al desarrollo de Terrán, quien evitó la burocracia y los costos de completar los requisitos de impacto ambiental, el uso de la tierra y los permisos de construcción.

Después de 20 años, la demanda del título se presentó ante la Corte Suprema de México. El ejido, Carlos Terrán y 200 inversionistas extranjeros perdieron el caso ante los dueños de propiedades legales, el padre de Jorge y sus asociados. Como resultado, se perdieron 90 millones de dólares de inversión extranjera. Muchos compradores sacrificaron la mayor parte de sus ahorros de jubilación. Por un sueño de una casa en la playa que pudieran permitirse.

El mayor perdedor fue la inversión inmobiliaria de Baja California y el medio ambiente. La construcción se realizó sin revisión de daños ambientales. Si bien el miedo a Punta Banda vive en la mente de los inversionistas extranjeros, fue un escándalo internacional.

Jorge Cortina ha sobrevivido a todo esto y ha creado lo que llamó un centro cultural para la bahía sur de Ensenada. Su padre construyó el hotel al que muchos residentes de Ensenada se refieren como el “Proyecto Cantinflas”. El actor apareció en la ceremonia de inauguración, pero nunca fue socio en el proyecto. Jorge, a diferencia de sus hermanos y los antiguos compañeros de su padre, decidió que pasaría el resto de su vida dedicado a hacer de la península una propiedad exitosa.

Como músico, el plan de negocios de Jorge está profundamente arraigado en la promoción de la música de músicos locales. Quienes combinan sus talentos con músicos inmigrantes de “clase mundial” retirados de los Estados Unidos. Jorge hace esto para enriquecer la escena musical y proporcionar empleo a empleados de su restaurante, bar, mantenimiento del hogares en renta y seguridad. Un total de 30 empleados.

Desde el 25 de julio hasta el 29, Jorge acordó patrocinar un evento espectacular de 5 días para ayudar a grupos locales, sin fines de lucro: Los Abuelos, un centro de vida asistida para mexicanos mayores cuyos ingresos de jubilación no son suficientes para una vida digna. Los Adoptables, un rescate para perros y gatos callejeros, un orfanato, un club de pesca y un equipo de béisbol que es un orgullo de Punta Banda.

Esta fiesta de 5 días traerá Rock and Roll, Latin Rhythms and Blues para celebrar la riqueza de talento que disfrutamos en Bahía Sur. Eso debería ser suficiente para el precio de un boleto, pero hay más. Un mago de renombre mundial de San Francisco y nuestro ilusionista local Magic Mike también se presentarán. Los boletos tienen un precio razonable de 10 dólares, 200 pesos. Alimentos y bebidas se descuenta para de beneficios por parte de Jorge Cortina a los grupos donantes.

Me complace ver a esta comunidad unirse. Es el mayor enclave de extranjeros que viven en Ensenada. Son un “nuevo demográfico” muy apreciado por este antiguo residente inmigrante.

Debido a Internet, son profesionales más jóvenes que pueden trabajar desde casa en Internet. Un grupo demográfico que se está asimilando con sus hijos en edad escolar, formando parte del tejido de Ensenada. Ensenada siempre ha sido un hogar bienvenido para los inmigrantes. Incluso a chilangos como Jorge Cortina. Gracias amigo, tu dedicación es muy apreciada.

Reservaciones con Debbi, tel. 154-28-75, La Marina, Punta Estero

*Locutor y productor de Soul Street, todos los domingos de 20:00 a 22:00 horas por 92.9 FM

leeamate@hotmail.com

Comentarios