COYUNTURA

Juicio político a traidores de Baja California

Por Eloísa Talavera Hernández
jueves, 11 de julio de 2019 · 00:06

Es una vergüenza que todos, absolutamente todos los diputados locales, sin distingo de partidos políticos, se hayan prestado al albazo en Baja California, tratando de favorecer la ambición de poder de Jaime Bonilla y en un acto por demás traicionero para los ciudadanos del Estado, hayan votado a nombre de cada bajacaliforniana y bajacaliforniano, por ampliar el periodo para la gubernatura, violentando el Estado de Derecho y la voluntad de la sociedad.

A cada uno de los legisladores del Estado deberíamos de llevarlos a juicio político, no basta, en el caso de los diputados panistas, con que nuestro jefe nacional Marko Cortés haya echo pública la intención de expulsarlos del partido por traidores, no eso no es suficiente, tienen que haber consecuencias mayores, un castigo ejemplar que sea muestra de que hay un ¡ya basta!

La responsabilidad es de todos, si permitimos que esto continúe, seremos cómplices, seremos parte de la corrupción, seremos partícipes en la descomposición de la democracia en Baja California, que puede generar un efecto en cadena a nivel nacional, es un tema que le incumbe a todo México y la reflexión es simple y bien planteada por la Consejera Electoral Pamela San Martín quien declaró al diario Reforma lo siguiente y cito textual:

“Es un verdadero escándalo. Atenta contra todas las reglas que nos hemos dado, contra nuestra Constitución porque no puede aprobar posteriormente algo que modifique una circunstancia anterior, es decir, las reglas con las que fuimos a la elección del 2 de junio, marcan una gubernatura de dos años”, criticó.

“Veamos la implicación que esto tiene: que los ciudadanos voten algo en las urnas y sea un órgano ajeno, el Congreso, el que cambie el sentido de la decisión de los ciudadanos, que fue una gubernatura de dos años, no de cinco. Esto es inaceptable, viola el Estado de Derecho”.

Además dijo: “Es muy grave lo que hicieron, es como si mañana el Congreso aprueba una reforma para que el Presidente actual permanezca 10 años en la Presidencia o decidan que los Gobernadores actuales amplíen su mandato”.

Ese es el tamaño de la aberración que está tratando de lograr Jaime Bonilla, y que es aplaudido por Morena y todo lo que esto representa; es triste que la manipulación de las clases más desprotegidas, les hayan conferido tanto poder, que se han ensoberbecido y hoy buscan consolidarse como verdaderos emperadores, dictadores, caciques, vamos, como verdaderos representantes de todo lo que México aborrece y quiere desechar.

Confiamos en que la justicia federal habrá de hacer su parte conforme a derecho, respetando todo parámetro establecido en nuestra Carta Magna y que este intento de hacer sucumbir a la democracia en nuestro Estado, no quede impune, sino que haya una reacción de todos los que verdaderamente amamos a nuestro Estado y nos pongamos de acuerdo para efectivamente llevar a juicio a todos los traidores a nuestra sociedad.

Comentarios