EL SOPOR DEL BUITRE

Covid-19 al límite

Por Gerardo Sánchez García*
viernes, 22 de mayo de 2020 · 00:00

Hasta los héroes tienen límites. Trabajadores sindicalizados de Isesalud -específicamente del Hospital General de Ensenada-, advirtieron estar al límite de sus capacidades profesionales, laborales y emocionales para atender a pacientes Covid-19 en ese nosocomio.

Samuel Mújica Fabián, secretario general de la Sección 64 de ese sindicato, denunció la sobrecarga de trabajo y de horarios a que se está sometiendo a médicos(as) y enfermeras(os) y demandó que se incremente el personal de salud en dicho hospital.

Señaló también la falta de insumos para garantizar la seguridad sanitaria de quienes laboran en ese nosocomio.

Mencionó como ejemplo lo ocurrido en las instalaciones de Isesalud de la avenida Ruiz y calle 14, lugar donde nueve trabajadores -y no seis como se reportó oficialmente- resultaron contagiados.

Hizo también otra advertencia, dirigida no sólo a las autoridades sanitarias y estatales, alertó a la población de que en Ensenada estamos en una fase creciente de contagios, a diferencia de Tijuana en donde la “curva ya se aplanó”.

Personal médico insuficiente y más víctimas del contagio es una ecuación muy preocupante y que deberá ser resuelta con acciones específicas y concretas y no con promesas y discursitos.

“El Mala Suerte” Márquez
Dice un refrán que un rayo no le cae jamás dos veces a una misma persona. Sin embargo, al director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) o le sobra mala suerte o le está fallando su equipo técnico.

A fines del año pasado -diciembre 27- porque “llovió mucho más de lo normal” -de acuerdo a la explicación oficial- se colapsó el cárcamo de bombeo de aguas residuales de El Ciprés.

Ayer, una explosión e incendio -que todavía no tiene una explicación oficial- dañó la planta 87 del acueducto La Misión-Ensenada, accidente que dejará por tres o cuatro días -en el cálculo más conservador- a una gran parte del norte y noreste del puerto ensenadense.

Esa falta de agua se genera en el punto más alto de una aterradora pandemia en la cual el mejor remedio y prevención es el aislamiento social -quedarse en casa-, lavarse constantemente las manos -y otras áreas del cuerpo- y limpiar con la mayor frecuencia posible ropa y superficies.

Vivir aislado empieza a tornarse ya difícil, puede resultarlo todavía más si no se cuenta con un elemento básico de higiene, el agua. Un terrible accidente, en una peor circunstancia.

Quesos imaginarios
Empresarios constructores y otros ciudadanos preocupados por la falta de obras e inversiones en Ensenada han iniciado un “compló” en defensa de 200 millones de pesos que todavía no existen, pero que si llegaran a existir deberían quedarse en este municipio.

Por supuesto que no se trata de un juego de la imaginación o de un caso de Alicia en el país de las maravillas.

La historia es muy sencilla: El Gobierno del Estado tiene en El Sauzal un terreno que se utilizaría para la terminal de un tren -ese sí, muy imaginario-, predio que aproximadamente vale 200 millones.

La administración estatal quiere venderlo -ello no es fantasía, sino realidad- y dejar la cuarta parte de ese ingreso en Ensenada y llevarse el resto para obras en Tijuana.

En este juego de la imaginación -y de los “hubiera”- si el terreno se vendiera y si se hiciera en la cantidad de 200 millones y si ese recurso se considera de los ensenadenses y si se aplicara en diversas obras y si los constructores fueran de Ensenada y si hicieran construcciones bien hechas y si no se cayeran en unos cuantos meses todos terminaríamos bien contentos y muy felices, felices, felices.

Es algo así como la siempre imaginaria torta de jamón del Chavo del Ocho, que no por ser un ensueño, ilusión y espejismo deja de ser apetitosa y muy requetesabrosa.

FRASES
Si piensas que estás cruzando un infierno, considera que al detenerte te quedaras ahí.

(Winston Churchill)

*El autor es periodista y atlantista

elsopordelbuitre@hotmail.com
 

Comentarios