REDESCUBRIENDOBC

Notas de historia

Por Luz Adriana López Gallegos*
martes, 15 de septiembre de 2020 · 00:00

En mi viaje por el feed de facebook encontré en la página del Archivo Histórico de Playas de Rosarito una convocatoria para compartir evidencia fotográfica y audiovisual de la escena musical rosaritense para integrarla al archivo histórico de la ciudad, con el objetivo de ampliar y conservar la memoria de la comunidad.

Eso me hizo pensar en la situación que están viviendo los artistas locales con el tema de la contingencia sanitaria, sin duda un acontecimiento que quedará grabado en la memoria de todos los bajacalifornianos.

Justo el día domingo pude observar dos escenarios contrastantes en ese sector, por un lado un músico apostado en un camellón de la calle Primera pidiendo la colaboración de la comunidad para compensar la falta de trabajo y de ingreso que les ha acarreado la paralización de sus actividades.

Por otra parte, en un domicilio en algún lugar de Ensenada, sonaba un conjunto norteño que amenizaba un convivio familiar, lamentablemente sin evidentes medidas de higiene y sana distancia.

Estoy segura que los músicos de ambas situaciones preferirían estar en sus casas cuidando su salud, sin embargo los gastos no se cubren solos y a estas alturas de la pandemia deben buscar cómo subsistir.

Grandes eventos turísticos y sociales se han tenido que cancelar o en el mejor de los casos, modificar su formato. Como ejemplo tenemos las próximas fiestas patrias, en las cuales estamos acostumbrados a noches bulliciosas y coloridas donde nos aglomeramos para festejar un aniversario más de nuestra independencia.

Estos multitudinarios eventos no podían estar completos sin un programa musical que se desarrollaba en los patios y explanadas de las casas municipales y centros de gobierno.

Este día, solo podremos escuchar el famoso Grito de Independencia a través de las transmisiones en vivo y la programación televisiva.

Muchos músicos perdieron su espacio y el ingreso que representaba este gran evento y junto con ellos una gran cantidad de proveedores y comerciantes que le daban ese toque de kermes con sus esquites, tamales y carretas de dulces mexicanos.

Este año no habrá bailables ni desfiles conmemorativos, no habrá show de aviones ni vendedores de banderas en cada esquina.

Pero no podemos dejar de recordar la importancia de este acontecimiento y de los héroes que le dieron forma a nuestra patria.

Así como ellos, debemos reconocer hoy a los héroes que están luchando contra esta pandemia, los doctores, enfermeras, paramédicos y todo el personal de salud. También tenemos héroes apagando incendios, cuidando nuestras playas, nuestros bosques y aquellos que están luchando para sacar a sus familias adelante, aunque eso implique estar horas parados en un camellón o exponiéndose para llevar un ingreso a casa.

Les invito a conservar esta lucha en su memoria, registrarla y compartirla, es sin duda un acontecimiento que quedará registrado en los libros de historia.

Y de paso aprovecho para agradecer y felicitar a los historiadores ya que el pasado 12 de septiembre fue el día para reconocer el gran trabajo que realizan.

No olviden protegerse y respetar las medidas de higiene donde quiera que vayan. Y no olviden apoyar a nuestros músicos bajacalifornianos, si no es ahora, en cuanto las circunstancias lo permitan.

¡Hasta el próximo viaje!

*La autora es periodista y gastrónoma

redes.cubriendobc@gmail.com

 

Comentarios