LA VOZ DE LA INDUSTRIA

Reactivación económica

Por Israel Genes Cruz*
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 00:00

Después de una noche loca viene el famosísimo “no lo vuelvo a hacer” ¡vamos! todos tuvimos un momento en el que juramos y perjuramos que no volveríamos a sobrepasarnos con tequila, vodka o lo que tomes, pero volvimos a caer o ¿soy el único?

Al día siguiente además de querer olvidar lo pasado buscamos el remedio que nos permita recuperarnos. En ese sentido le invito amigo lector a que imagine que la economía mexicana ha atravesado por una noche que no olvidará y ahora está en busca del remedio.

¿Cómo activamos a la economía desde nuestras trincheras?

Antes de comenzar déjeme dejar claro que los gobiernos juegan un papel importantísimo en la activación económica que inicia en el gasto que ejercen y en las oportunidades de inversión que generan con la iniciativa privada. Es decir, si reflejan certidumbre el inversionista invertirá.

Reflejar certidumbre: ¿Sabe usted porque los mercados financieros en prácticamente todo el mundo crecieron el año pasado? Claro antes del Covid, porque hubo grandes reformas impositivas en el país del norte, eso trajo certidumbre al mundo financiero y los mercados crecieron alrededor del mundo.

Sin duda hubo más factores disculpe mi simpleza, pero sólo quiero ejemplificar que cuando los gobiernos hacen su trabajo es decir generar certidumbre, sienta las bases para el crecimiento económico. O dígame usted ¿iría a invertir a países como Argentina, Cuba, China, Venezuela o México?

Otro elemento que está a cargo del gobierno es el gasto, recordemos la fórmula de la demanda agregada o también conocido como PIB:

Y = Consumo + Gasto del gobierno + Inversión privada + Exportaciones netas.

Como dicen mis amigos economistas si todo lo demás permanece constante mientras más consumamos, más crecerá el PIB. Entiendo que la situación no propicia el consumo ni inversiones, pero somos pequeños engranes dentro de un sistema mayor, necesitamos movernos para que el sistema se mueva.

Que no le vendan piñas estimados lectores, no se engañé. La felicidad y el “Bien estar” no son parte de la fórmula para hacer crecer el PIB ahí no está el remedio. El remedio está en el consumo de los particulares y el gasto gubernamental.

Si esta administración quiere curarse una muy fuerte resaca debe comenzar por generar certidumbre a los inversionistas nacionales e internacionales, gastar de manera inteligente y propiciar el consumo de los ciudadanos. También le recomendamos una buena birria por la mañana.

*Maestro en Finanzas, fundador y jefe de inversiones de la empresa CFO Servicios financieros

cfoconsultores@gmail.com

 

Comentarios