Columnas

Andanzas Antropológicas: Concheros

jueves, 28 de mayo de 2015 · 00:00
Por: Arqueólogo Rubén F. García Lozano
 
 
A lo largo de las costas de la península de Baja California se localizan numerosas evidencias arqueológicas pertenecientes a las culturas que antecedieron a la actual sociedad industrial. Los sitios que contienen dichos vestigios son lugares en los que se alojaban de manera semipermanente los antiguos habitantes de la región, estos campamentos prehistóricos generalmente están asociados a las fuentes de agua y a zonas de aprovechamiento de recursos alimenticios animales y vegetales, debido a que en muchos de ellos se pueden observar las conchas de los mariscos que solían consumir sus moradores. A estos lugares también se les conoce como concheros. 
Mediante excavaciones arqueológicas cuidadosas los arqueólogos habitualmente recuperamos tanto desechos de comida (conchas de moluscos, huesos de peces, mamíferos y aves) como artefactos de la vida diaria y rituales (herramientas de piedra y hueso, puntas de flecha, fragmentos de vasijas de cerámica y en ocasiones adornos de concha o piedra), así mismo detectamos las áreas de procesamiento de alimentos (metates, hogueras, hornos) e incluso las zonas donde se depositaban los restos mortales de los antiguos habitantes.
En la costa del Pacífico de Baja California han sido explorados varios sitios costeros por especialistas tanto del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como de universidades de Estados Unidos y Canadá; las investigaciones dan cuenta de la longeva ocupación humana que han tenido las costas Pacíficas de la península. Los trabajos efectuados en la Isla de Cedros y Abrigo de Los Escorpiones -éste último ubicado algunos kilómetros al sur de Ensenada- mostraron que la presencia humana en estos lugares tiene antigüedades de hasta 12,000 y 8,900 años respectivamente.
Otros sitios que se han investigado en la región costa norte de Baja California son Buenavista (localizado al sur de Rosarito), Bajamar y Costa Azul (al norte de Ensenada). Las excavaciones arqueológicas efectuadas en estas localidades han mostrado una secuencia ocupacional que incluye el periodo que los arqueólogos conocemos como Arcaico (8,000-1,500 años antes del presente) y que se extiende a la Prehistoria Tardía y Misional (1,500 años antes del presente- siglo XVIII). La información recabada en estos sitios muestra patrones de consumo alimenticio y actividades domésticas y rituales distintos; por ejemplo Buenavista fue un sitio que, al menos desde el año 1,000 a.C., funcionó como lugar de aprovechamiento de mariscos, principalmente de mejillón; mientras que en Bajamar, desde alrededor del año 2,000 a.C., se explotó de manera intensiva el abulón hasta bien entrada la Prehistoria Tardía y la época misional. En cuanto al ámbito ritual sabemos que en las planicies de la bocana de Bajamar se efectuaron ceremonias mortuorias en donde se sepultaron individuos hace 5,000, 1,500 y 700 años.
Hay que señalar que los resultados de estas investigaciones son producto de excavaciones efectuadas a detalle en donde se registran la ubicación concreta de artefactos y elementos arqueológicos. El valor de dichos artefactos no radica en los elementos estéticos y/o de materia prima sino en la asociación de sus características físicas (forma, materia prima, función) y los datos de su ubicación y relación con los demás elementos arqueológicos. Una pieza extraída de su contexto, sin un registro arqueológico detallado, es sólo eso, un objeto que pierde su trascendencia histórica. 
Es importante recalcar que los frágiles campamentos prehistóricos costeros son un bien cultural no renovable; estos sitios son el testimonio palpable del esfuerzo por la sobrevivencia diaria, de la visión de mundo y sacralidad de sus antiguos habitantes, por lo que es importante acudir ante las autoridades pertinentes ante el hallazgo fortuito o afectación de algún artefacto o sitio arqueológico; esto garantizará que sea legado a las siguientes generaciones.

*El autor es profesor-investigador del CINAH-BC.
ce_tenochtli@hotmail.com

Comentarios