Meta Deportiva

Objetivos claros con el deporte

viernes, 20 de noviembre de 2020 · 01:45

Redacción/EL VIGÍA
Ciudad de México

Una vez que el deporte forma parte de la personalidad, y en medio de un contexto global en donde no es posible participar en competencias deportivas debido a la pandemia, es momento de fijar la atención en objetivos académicos y personales, sin dejar de lado la actividad física.

Esa es la filosofía de Selma Isabel Rojas Mondragón, medallista de oro en la Universiada Nacional 2018, cuarto lugar en el Campeonato Mundial Universitario de Lucha Brasil 2018 avalado por la Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU) y ganadora del Premio Universitario del Deporte 2018 en la categoría de mejor alumna deportista.

En el marco de la cancelación de la Universiada Nacional 2020 por parte del Consejo Nacional del Deporte de la Educación (CONDDE), a consecuencia de la pandemia de Covid-19, la atleta puma de lucha olímpica saca la casta y lejos de renegar por la situación o decaerse ante la falta de objetivos competitivos, afirma con convicción “La práctica de mi disciplina deportiva nunca desaparecerá porque ya forma parte de mi personalidad, es una necesidad, me ayuda a ser más productiva. Cambió mi vida, mi forma de ser, el modo en que me anticipo y abordo las situaciones. Hoy no sería la misma Selma sin el deporte porque me ha dado mucho carácter y es algo que se me va a quedar”.

CARÁCTER DEPORTIVO
A inicios del presente año, Selma Rojas estaba enfocada en ser medallista en este certamen nacional en la categoría de 68 kilogramos, como alumna de la maestría en administración de organizaciones en la Facultad de Contaduría y Administración; estaba lista para asistir al Mundial Universitario de Lucha 2020 en Rusia y pretendía un intercambio académico en Australia. El obligado confinamiento para impedir su propagación derrumbaron todos estos objetivos, pero su carácter de deportista de alto rendimiento la llevó inmediatamente a evadir la frustración y a plantearse nuevas metas sin dejar de lado el deporte.

En 2018, Selma Rojas obtuvo sus logros deportivos con una ligera molestia en su rodilla y poco antes del clasificatorio nacional rumbo a la Universiada, celebrado en marzo pasado en Yucatán, fue informada que tenía un menisco rasgado, por lo cual es necesaria una cirugía. Ahora pretende capitalizar la suspensión de competencias y atender ese pendiente.
 

 

 

Comentarios