Meta Deportiva

Ryan, el “líder” de los ponches

Lanzó siete juegos sin hit en sus 27 años de carrera, algo sin precedentes, aplastando la marca por tres del gran Sandy Koufax
martes, 30 de junio de 2020 · 00:00

Héctor Barrios Fernández/COLABORACIÓN
Ensenada, B. C.


Cuando lanzó su segundo juego sin hit ni carrera durante los dos primeros meses de la temporada de 1973, enseguida los expertos predijeron grandes cosas para el de Refugio, Texas.

Es que Ryan lo había hecho de nuevo y todos comenzaron a pensar que lo haría una y otra vez.

Cualquier predicción se quedó corta, Ryan lanzó siete juegos sin hit en sus 27 años de carrera, algo sin precedentes, aplastando la marca por tres del gran Sandy Koufax.

Pero a Nolan le tomó algunos años entrar en ritmo.

CAMINO A LA VICTORIA
Los Mets lo seleccionaron en la doceava ronda en 1965, pero el derecho de 1.88 metros de estatura y 77 kilogramos de peso, nunca se colocó dentro de la rotación del equipo y fue cambiado a los Angelinos de California entes que iniciara la temporada de 1972.

Su acoplamiento a la Liga Americana se complicó debido a la huelga de peloteros esa temporada, la cual inició semana y media después.

El primero en tomarlo en sus manos fue el receptor del equipo Jeff Torborg, cuando comenzaron a practicar en un campo cerca del estadio de Anaheim.

Ryan hizo hizo una mención durante la ceremonia de su entronización al Salón de la Fama que el entrenador de lanzadores del equipo Tom Morgan, lo tomó a él como un proyecto especial y le dijo que no iba a permitir que tropezara y cayera.

Agregó que: “Si Tom estuviera aquí en estos momentos, le diría que eso fue una de las mejores cosas que pudieron pasarme en mi vida”.

Nolan logró su primera temporada ganadora en 1972 con record de 19-16 y 2.28 en carreras limpias admitidas, mientras ponchaba a 329 bateadores, el mejor en la Liga Americana.

Sin embargo continuó teniendo problemas con su control, liderando la liga en bases por bolas otorgadas con 157 y lanzamientos descontrolados o wild pitches con 18.

En esos momentos nadie era capaz de mirar siete juegos sin hit ni carrera en una bola de cristal, pero era claro que la carrera de Ryan estaba floreciendo.

El 15 de Mayo de 1973, Nolan Ryan estaba a solamente tres innings de lograr su primer sin hit, cuando Jack McKeon, manejador de los Royals de Kansas City, puso el juego bajo protesta. McKeon le dijo a los jueces que el pie derecho de Nolan no estaba haciendo contacto con la placa de lanzar, pero su petición no tuvo mayor efecto, al final del juego Nolan había ponchado a 12, con tres bases por bolas, encaminándose a una victoria de tres a cero y un juego sin hit ni carrera.

UN “JUEGO PERFECTO”
Me huele a “colmillo” del experimentado Jack McKeon, uno de mis favoritos.

Ryan no había planeado lanzar otro juego sin hit, pero el 15 de junio del mismo año, ponchó a 12 Tigres de Detroit, de los primeros 14 que enfrentó, fue entonces cuando comenzó a pensar en la posibilidad de otro sin hit.

Siguió haciendo estragos en la alineación felina, ponchando a cinco más y caminando a cuatro.

Norman Cash, conocido por su buen humor, en su última vez al bat trató de armar una comedia, con un strike en su cuenta el umpire Ron Luciano se dio cuenta que Cash no tenía un bat, sino una pata de mesa, cuando Luciano le dijo que no podía usarla, Cash le contestó: “Por qué no, de cualquier manera no le conectaré de hit”.

Después de ese juego, Nolan notó que su trabajo había sido mejor que el año anterior, últimamente había lanzado dos buenos juegos, sin embargo viendo su record actual de 11-11, comentaba que no podía decir que 1973 fuera su mejor año solamente porque había lanzado dos sin hit.

Martha Lee Ryan, la mamá de Nolan, decía que era maravilloso lo logrado por su hijo, pero que había tenido seis y no se sentía más emocionada por unos que por otros, sin embargo esperaba que ahora Nolan lanzara un juego perfecto.

Ryan nunca lanzó un juego perfecto, pero cuatro días después de su segundo sin hit, estuvo a punto de empatar uno de los grandes records de todos los tiempos, los dos juegos sin hit de manera consecutiva de Johnny Vander Meer.

Hasta el séptimo inning, los Orioles no le habían conectado hit, hasta que Mark Belanger abriendo el octavo conectó un bombeadito al central que cayó de hit.

ROMPER RÉCORD
Debió haber lanzado su tercer sin hit de la temporada el 29 de agosto. Los Angelinos se estaban enfrentado a los Yankees en Anaheim, en el primer inning Thurman Munson conectó un elevado sobre la segunda base.

Rudy Meoli el campo corto y Sandy Alomar segunda base, corrieron para atrapar la pelota, de último momento se quedaron mirando uno al otro y ésta cayó a la tierra, el anotador oficial marcó hit.

Fue el único hit del juego, el anotador oficial dijo después del juego que eso le quitó presión al lanzador, pero Nolan declaró que nunca sintió tal presión.

El primero de junio de 1975, Ryan empató con Koufax con su cuarto sin hit contra los Orioles de Baltimore ponchando a nueve mientras regalaba cuatro pasaportes.

Koufax que se había retirado meses antes de que Ryan hiciera su primera apertura en Grandes Ligas, esperaba que Nolan rompiera su récord, predijo que Ryan podía lanzar 10 o 12 sin hits con su flameante recta, no tenía duda al respecto, la única pregunta era que, cuántos más iba a lanzar.

Ese “sin hit” fue su último bajo la franela de los Angelinos, al iniciar la temporada de 1980, ya estaba con los Astros de Houston.

El 16 de Septiembre de 1981, dejó atrás la marca que tenía 16 años, con un juego sin hit que ganó cinco a cero a los Dodgers, ponchó a 11 y caminó a tres, irónicamente su lanzamiento más usado en ese juego fue la curva.

Dusty Baker dijo después del juego que lo había visto lanzar más duro, pero nunca lo había visto lanzar mejor.

La rareza de que ninguno de los juegos sin hit ni carrera de Nolan Ryan fuera juego perfecto, en realidad no es tan sorprendente cuando vemos las estadísticas de su carrera, porque si bien es el líder de ponches en todos los tiempos con 5,714, también es el líder en bases por bolas otorgadas con 2,795.

Espero sus amables comentarios en: 

info@beisboldelosbarrios.com 
 

 

Comentarios