Meta Deportiva

Pelotero, narrador y columnista

Una vida dedicada a varios deportes motivó a Marco Antonio Amador Ojeda a convertirse en narrador especializado de beisbol y columnista en este puerto
sábado, 02 de marzo de 2019 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

A una persona polivalente suele llamársele ‘estuche de monerías’, tal es el caso de Marco Antonio Amador Ojeda, personaje nacido en Ciudad Obregón, Sonora, y radicado en Ensenada desde los dos años de edad.

Beisbolista, softbolista, futbolista, basquetbolista, voleibolista, tenista, tenismesista, atleta, maestro de ceremonias, animador, cronista y columnista son algunos de sus atributos, aunque principalmente se le puede catalogar como un hombre que sirve a Dios y disfruta pasar tiempo con su familia.

En el deporte, Marco Antonio tuvo como principales ejemplos a su padre César Antonio, pelotero que compartió diamante, entre otros, con Francisco “Pancho” García y sus tíos Lenin, Guillermo y Raúl Amador García, este último, con experiencia en el profesionalismo.

“El beisbol ya lo traía en los genes y ha sido una hermosa herencia”, comentó el seguidor de Padres de San Diego, Rojinegros del Atlas, Chargers y Clippers de Los Ángeles,

INICIOS
Marco Amador debuta a los ocho años en los diamantes de los campos Revolución -ahora Manuel “Cepillo” Salgado y Germán Reyes- ahora Alberto Mancilla Ponce de Valle Verde-, con Potros de Amado Peralta, equipo al que perteneció “varias temporadas y con el que tuve la oportunidad de representar a Ensenada en estatales”.

“No se me va a olvidar mi primer turno, fue un toque de pelota que me mandó don Amado, salió muy bien gracias a Dios y ahí empieza la historia”, puntualizó el actual integrante de Dodgers de la Colonia Cuauhtémoc en la Liga Industrial Comercial de Súper Veteranos.

Mientras su madre María de la Paz Ojeda de Amador presidía la Liga Municipal de Beisbol Infantil y Juvenil de Ensenada, formó parte de Empacadora Marco Antonio (EMA) y Tigres, ambos liderados por Héctor Lencioni y Águilas de Joaquín López.

A principios de la década de los ochenta, a los 17 años y defendiendo las ‘paradas cortas’, llega el llamado a la Primera Fuerza, vía Abarrotes Alfredo León.

La presentación no pudo ser más afortunada, ya que, dentro de una plantilla que incluía a Juan Manuel “Liebre” Arellano, Antonio Ramírez, Félix Patrón, Roberto Vizcarra, Manuel “Picudo” Meza, Lombardo López, Saúl Moreno, Alfredo y Sergio Amador, obtiene el campeonato.

“La final fue contra Piratas de la dinastía Verdugo, que contaba en sus filas con Ricardo Jiménez, Carlos Martínez, Raúl “Puma” Peña, Isaac Verdugo, Antonio Pinedo y Víctor Moreno, un gran equipo que nos tenían abajo 2-0 y remontamos”, recordó.

En el quinto y decisivo encuentro, un inspirado “Liebre” Arellano blanqueó 9-0 a los “bucaneros”. Sus siguientes novenas fueron Cervecería Tecate y Nuevo Satélite.

“Luego de tres temporadas, por motivos de trabajo, me voy al interior del país y participo en un pre nacional en Toluca y en los noventa, regreso a Ensenada para vivir mi etapa de madurez y la más fructífera de mi carrera con Autos Fox”, señaló.

Dirigido por Raúl “Puma” Peña, logra dos títulos y se da su única convocatoria a la Máquina Roja que disputaría el Estatal de la máxima división.

“Me siento privilegiado de haberme codeado con Norberto Aguilar, Salomón Ruiz, Enrique Villa, Francisco “Pochón” Nieto, Carlos Martínez, Cutberto Espinosa, Lalo Montes, Pepe Meza y de esa fila de cañoneros ser el primer bat, es algo que agradezco a Raúl por todo el apoyo y confianza que me tuvo”, resaltó.

SE ACERCA EL FIN
“Ya después surgió una especie de candado por parte de la Asociación Estatal de Beisbol que puso un límite de edad y a muchos que nos encontrábamos en plenitud, apenas rebasando los 25 años, nos cortaron la viada, ya no pudimos representar a mi liga y de alguna manera, resultó desmotivante”, explicó.

Dicha situación, agregó, “me indicó que el beisbol de primera fuerza ya no era para mí, aunado también a querer pasar más tiempo con mi familia, y dedicar los domingos a desarrollar otra actividad”.

“Tuve como compañeros y rivales a los mejores, aunque respeto a las generaciones anteriores y posteriores, desde el que pisó un terreno de Grandes Ligas hasta aquel que tiene el mejor porcentaje de bateo para un mexicano de por vida en Liga Mexicana de Beisbol”, refiriéndose a Daniel Garibay y Cornelio García.

CAMBIA AL SOFTBOL
“A finales de los ochenta, cuando estaba teniendo gran desempeño en el beisbol, me invitan a jugar softbol en la Liga Empresarial que aún no era reconocida y donde conseguimos varios campeonatos con Los Compitas y Seguros La República de Héctor González”, declaró.

En su historial aparece el título nacional en 1989 en Monclova, Coahuila, torneo en el que terminó como tercer mejor bateador.

“En 1990 me convocan para viajar al Nacional de Segunda Fuerza de Monterrey, con figuras como Ramón Pacheco y Mario ‘Magochy’ Duarte, imagínate como estaba la Primera Fuerza”, bromeó.

Defendiendo los colores de las Ligas Municipal y Empresarial brilló en campeonatos estatales de primera fuerza.

“En Veteranos me he paseado por Tamaulipas, Campeche y en 2010 en Mexicali, bajo el mando de Javier Salcedo, quedamos campeones nacionales”, expuso.

Marco Antonio Amador, reveló que guarda en un lugar especial a “Diamantes de la Liga Burócrata con el que levantamos dos trofeos de primer lugar de la mano de Lenin Amador, Famosa de José Estrada y Autos Fox cuando era apenas un jovencito y estaba en su apogeo un tal Eduardo Romo”.

ADMIRADOR DE LOS GRANDES
El gusto por el micrófono comienza a temprana edad, mientras, como cualquier niño, bateaba piedras y trataba de emular a sus ídolos Jarrín, Thomas, Lopez Moreno, Ortega, Ávila, Lanzagorta, Matías y Rogelio.

“En el lote baldío anexo a la casa, juntaba piedritas y con un palo me agarraba bateando en juegos simulados de nueve entradas narrados por mí, en mi mente guardaba los line ups de los equipos y ahí iniciaba la crónica; claro está que cuando quebraba una ventana, el encuentro quedaba suspendido por lluvia, y me metía corriendo a la casa”, citó.

En la intimidad de su cuarto, escuchaba a los Dodgers con Jaime Jarrín, Padres de San Diego, con las voces de Mario Thomas, Gustavo López Moreno, Eduardo Ortega y Juan Ángel Ávila.

Más recientemente, precisó, “si de alguien puedo aprender bastante del deporte, con base en una crónica amena, bien llevada y con un estilo inigualable, es de Alfonso Lanzagorta”.

“No puedo abandonar este espacio dedicado a una de mis pasiones, sin sacar a colación a dos grandes leyendas que con sus palabras me animaron a transmitir un partido de beisbol, Matías Santos Martínez y Rogelio Escobar Zaragoza, nunca olvidaré sus consejos”, detalló.

Marco Amador, añadió que, “es cierto que Daniel Garibay es el único ensenadense en Ligas Mayores, pero no olvidemos que estos dos grandes llegaron primero a Padres de San Diego, y uno de mis sueños es alcanzar esos niveles para convertirme en el tercer mosquetero”.

“Mención especial merece un referente, un ejemplo, un señorón, Alfredo Marín Méndez; mi agradecimiento a todas las estaciones de radio por las que he pasado, muy en especial al Grupo Radiorama (97.9 FM Fiesta Mexicana), desde su gerencia hasta cada persona que ahí labora por aceptarme dentro del grupo”, manifestó.

El ex conductor del ‘guateque’, dio a conocer que “extraño la radio cristiana, más Dios abrirá un día esa puerta, pero eso no quita que a través de mis programas, los pueda bendecir a todos”.

“Aprovecho para darle las gracias a la familia Arellano Ledesma por brindarme el privilegio, durante casi 15 años, de dar la bienvenida a la fanaticada presentando a sus queridos Marineros”, subrayó.

DEPORTISTA NATO
Los logros de Amador no se limitan únicamente a los campos de beisbol y softbol, ya que se coronó campeón en torneos magisteriales de futbol, tenis de mesa y en la prueba de 200 metros planos, además de involucrarse en las disciplinas de baloncesto, voleibol y tenis.

“Obviamente se registraron éxitos y fracasos, pero con la satisfacción de haber hecho un mundo de amigos; he tenido días memorables y otros que llaman para el olvido, sin embargo, el deporte, el que sea, es noble, no guarda rencores, es más, te da revanchas”, enfatizó.

Amador, dijo que “mi mayor regalo del cielo fue haberme dado el padre que tuve, mi mayor orgullo la madre que tengo y los mejores trofeos los hermanos que poseo”.

“En la vida, he fallado como ser humano pero he buscado reivindicarme, primero con Dios que lo es todo para mí, y Él se ha encargado de ponerme otra vez en el camino correcto para ir en busca de un galardón más preciado, muy por encima de cualquier home run conectado, de cualquier gol anotado y del mejor partido jamás narrado”, afirmó.

DEDICATORIA
Para mi esposa Rossy, y mis hijas Amy y Jenny: Mis amores y razón de vivir.

FICHA:
Nombre: Marco Antonio Amador Ojeda
Fecha de nacimiento: 20 de enero de 1966
Lugar de nacimiento: Ciudad Obregón, Sonora

Comentarios