Meta Deportiva

Crece Mahomes

entre la élite del beisbol
viernes, 28 de septiembre de 2018 · 00:00

Staff/Agencia Reforma
Ciudad de México

El padre de Patrick Mahomes, un ex pitcher de 11 temporadas en el Beisbol de las Grandes Ligas, odiaba la idea de que su hijo jugara futbol americano.

Después de ver lo que su vástago ha logrado en tan poco tiempo, Pat reconoce que se equivocó.

“Tengo que admitir que tomó la decisión correcta”, confesó.

Después de debutar la temporada pasada y disputar el último juego del rol regular, el quarterback tiene invictos de los Jefes (3-0) y es la sensación del momento en la NFL, al pasar para 896 yardas y 13 touchdowns, éste último es un récord para los primeros tres juegos de una temporada.

Patrick, quien cumplió apenas 23 años la semana pasada, destacó de pequeño en la pelota caliente y el basquetbol, hasta que, finalmente, se decantó por el deporte de las tacleadas en su tercer año de preparatoria, antes de ir a Texas Tech y ser seleccionado por Kansas City como décimo global en el Draft de 2017.

Debido a la profesión de su padre, Mahomes pasó gran parte de su infancia en los diamantes de beisbol, algo que le ha ayudado a saber manejar su repentino éxito.

Ambos vivieron un momento muy especial en Pittsburgh hace dos semanas, cuando Patrick venció a los Acereros en su propio estadio, a una cuadra de donde su papá vistió en 2003 la franela de los Piratas, la última de seis que usó en su carrera.

“Eso fue alucinante. Aquí está él en Heinz Field, donde los Acereros han ganado más Super Bowls que ningún otro equipo en la historia, y está jugando como si fuera una cascarita.

“Se mantuvo tranquilo y relajado, liderando a su equipo y divirtiéndose en el proceso. Creo que cuando conoces a tipos como Alex Rodríguez y Derek Jeter mientras estás creciendo, no te sorprende el estrellato”, declaró Pat.

Nunca dudó de él
A su padrino, el también ex lanzador ligamayorista, LaTroy Hawkins, no le cabe la menor duda de que Patrick está destinado a los emparrillados.

“Es un chico muy inteligente, con el intelecto para ser un quarterback de la NFL. Sabía que podía hacerlo”, enfatizó Hawkins, quien jugó 21 años en la Gran Carpa.
 

Comentarios