Meta Deportiva

COLUMNA: CORRIENDO SIN PRISA

Por Jesús, el Muschacho Peralta muschachoperalta@hotmail.com
lunes, 7 de enero de 2019 · 00:00

PSICOLOGÍA EN EL DEPORTE


Tal pareciera que hemos olvidado un factor importante dentro de una competencia, “El estado psicológico de los competidores”, ya que este influye de forma relevante en la obtención de sus resultados, y posteriormente sus emociones anímicas después de la competencia.

La Psicología del Deporte es una rama de la Psicología que estudia los procesos psíquicos y la conducta del hombre durante la actividad deportiva así como los factores psicológicos que motivan la práctica deportiva, actividad física y por otro lado los efectos obtenidos por dicha participación.

Un atleta de alto rendimiento, sea estudiante y deportista destacado, o atleta elite ya con miras a juegos olímpicos, tiene la oportunidad de contar con un entrenador, un médico de cabecera, un nutriólogo y un psicólogo, durante su periodo deportivo con la finalidad de crear un balance físico-emocional para conducir al atleta a la victoria en un Nacional, Mundial, Olimpiada, etc. Algunos atletas que ya terminaron su ciclo atlético y quiere seguir dentro de lo deportivo, buscan la manera de costearse ese gasto, dependiendo de sus resultados ya obtenidos y su renombre ante la sociedad.

En la actualidad y en terrenos cercanos, podemos ver que la mayoría de los que les gusta el atletismo, solo reciben entrenamiento físico, muy poco el cuidado nutricional, el cuidado médico y del psicológico ni se diga. Esto es porque quizás la mayoría toma el atletismo inicialmente como un pasatiempo, una recreación o manera de tirar el stress; sin darse cuenta que están entrando a una etapa de competencia, primero entre ellos mismos y después ante los demás.

Cuando se entrena, se te entrena para ganar, se te entrena para competir, pero se olvida entrenar para perder, para ser un segundo o tercer lugar, o para tener un cambio de estrategia durante la competencia. Se olvidan prepararse psicológicamente para un cambio de ruta de última hora, cambio de clima, cambio de sede, falta de abastecimientos, y un sin fin de cosas. Tampoco se prepara a la gente para lograr un objetivo “B”, siempre un objetivo “A”.

En el pasado Maratón Gobernador de la Cd de Mexicali, corriendo sin prisa convivio con deportistas que se manejan con reconocidos entrenadores a nivel estado, que solo los prepararon para correr y aguantar a “X” tiempo el Km. Y claro que al pasar los minutos y las distancias, encontrabas a los compañeros caminando, acalambrados, desilusionados o de plano desmotivados y hasta pensando en el retiro deportivo, por no lograr el objetivo “A” (factor tiempo). Es ahí, en esos momentos, en el cual una psicología deportiva previa, les hubiese ayudado a combatir los factores ajenos negativos que intervinieron en su competencia, hubieran visto y sentido lo bueno que llevaban en su carrera y pudieron haber logrado el objetivo “B” (Completar el recorrido), con una sonrisa en los labios, cansados, temblorosos, pero satisfechos por haber logrado su reto.

AGRADECIMIENTO
Estamos muy agradecidos y contentos con nuestros amables lectores y con nuestra casa editora de El Vigía, por permitirnos festejar nuestro primer aniversario de Corriendo sin Prisa de la mano con ustedes, esperando que el contenido de esta columna sea de su completo agrado, pues tratamos de proporcionar información que quizás se desconoce con respecto al mundo de las Carreras Atléticas y Pedestres. Así mismo les deseamos un Feliz y próspero 2019 lleno de éxitos y emociones. Recuerda, para lograr nuestras metas, a veces tenemos que ir Corriendo sin Prisa, ir siguiendo la huella de lo que hemos realizado y enfocar nuestro camino.

 

Comentarios