Meta Deportiva

Rodgers contra Sherman en Final

Este domingo se juegan las finales, tanto de la Conferencia Americana como de la Conferencia Nacional, por lo que se conocerá a los dos equipos que van al Super Bowl
sábado, 18 de enero de 2020 · 00:00

AP
Estados Unidos

En su novena temporada y poco más de dos años después de sufrir una severa lesión en el tendón de Aquiles, Richard Sherman sigue atormentando a los quarterbacks rivales semana a semana.

Sólo hace falta preguntarle a Kirk Cousins.
Sherman sumó la tercera intercepción de su carrera en playoffs la semana pasada en el triunfo sobre Cousins y los Vikings de Minnesota que envió a los 49ers de San Francisco al duelo por el Campeonato de la NFC ante los Packers de Green Bay.

Esperando por Sherman estará el mismo quarterback que enfrentó la última vez que llegó a una final de conferencia hace cinco años, Aaron Rodgers, para protagonizar el duelo más reciente entre dos de los mejores en su posición en toda la liga y que comparten un enorme respeto mutuo.

“Es un jugador talentoso. En mi opinión, no ha perdido nada”, dijo Rodgers, quien fue interceptado por Sherman en aquella derrota en el juego por el pase al Super Bowl al finalizar la temporada de 2014.

“No hay un momento en que estés jugando contra él y pienses, ‘Voy a ir tras de él’. Siempre creo que tienes que ser muy inteligente sobre las rutas en las que quieres lanzar de su lado y entender que es uno de los jugadores más inteligentes que haya jugado esa posición en la historia, así que debes ser muy inteligente sobre el tipo de rutas que realizas de ese lado del campo”.

RICHARD Y SU EXCELENTE COBERTURA
Sherman luce una vez más como el mismo jugador que tuvo sus momentos de gloria en Seattle, donde rutinariamente anulaba a los receptores rivales en su mitad del campo gracias a su excelente cobertura.

En sus últimos 13 juegos, Sherman ha permitido únicamente 17 recepciones para 130 yardas con dos intercepciones y sin touchdowns, según Pro Football Focus.

Sherman también se escucha como el de siempre, un tanto engreído y con la extrema confianza que ha ayudado a esta ex quinta selección del draft a convertirse en uno de los mejores cornerbacks de la historia.

“Desde que llegué a la liga, en todas las categorías de importancia para un corner soy el número uno: Porcentaje de pases completos, intercepciones, touchdowns en contra, yardas, rating del quarterback”, comentó. “Si se tratara de cualquier otro corner, ni siquiera estaría a discusión. Pero ya me estoy cansando de eso. En los playoffs he jugado 13 partidos hasta ahora, no he admitido touchdowns y tengo tres intercepciones. Muéstrenme a alguien más que esté haciendo algo así. Y entonces podremos discutir. Pero no hay nadie”.

Mientras que Sherman utiliza cualquier desdén, real o percibido, como motivación. Pero entre Sherman y Rodgers solo hay elogios.

DUELO DE GRANDES
Cada uno ha ganado cuatro de los últimos ocho enfrentamientos, aunque Sherman se quedó con el más importante cuando Seattle venció a Green Bay en el juego por la Final de la NFC en enero de 2015.

Pero cualquier éxito que haya tenido Rodgers no ha sido porque encontró alguna flaqueza en Sherman. En lugar de ello, hizo lo que hacen la mayoría de los quarterbacks: lanzar la menor cantidad de pases posibles hacia su derecha, sabiendo que Sherman domina ese costado del campo.

Rodgers ha completado apenas 13 pases para 138 yardas ante Sherman en esos ocho juegos, según SportRadar, lanzando hacia su cobertura únicamente en 23 ocasiones, con una intercepción en ese duelo por el Campeonato de la NFC.

La mayor parte de su producción fue en su primer enfrentamiento en 2012, cuando Rodgers completó 4 de 5 para 44 yardas. Desde entonces, lo ha evitado casi por completo y Sherman únicamente ha permitido nueve recepciones para 94 yardas en sus últimos siete juegos ante Green Bay.

“Diría que ha sido intenso”, comentó Sherman sobre esos duelos. “Ha sido muy competitivo, supongo, por no encontrar una mejor palabra. Nos hemos enfrentado varias veces y los juegos siempre han sido buenos. Rara vez han sido palizas a favor de uno o del otro. Pero siempre ha sido una partida de ajedrez contra él, y tienes que ser muy cuidadoso”.

TITANS VAN POR PUNTOS EXTRA
Los Titans de Tennessee encontraron la manera de enmendar a la peor unidad de goles de campo de la NFL: Ignorar al pateador y conseguir únicamente touchdowns.

Los Titans consiguieron apenas 8 de 18 intentos de gol de campo durante la temporada regular, por mucho los peores de la liga con una efectividad del 44.4 por ciento. Greg Joseph, su quinto pateador distinto esta temporada, aún no intenta un gol de campo en sus cuatro juegos con Tennessee, y los Titans no han logrado una patada en seis juegos.

La sequía de seis encuentros sin un gol de campo es la más larga desde 1980 cuando lo hicieron Nueva Orleans y Green Bay, según SportRadar. Si los Titans no concretan un gol de campo el domingo en la Final de la Conferencia Americana en Kansas City, igualarán a los Falcons de Atlanta de 1975 y a los Steelers de Pittsburgh de 1970 como los únicos equipos en hilvanar siete partidos sin un gol de campo desde que se fusionaron las ligas en 1970.

Ha pasado tanto tiempo que los aficionados comienzan a preocuparse si su nuevo pateador podrá dar un paso al frente cuando los Titans necesiten que conecte un gol de campo en momentos en que la presión se acumula con cada semana. Joseph, adquirido del equipo de prácticas de Carolina el 18 de diciembre, insiste en que estará listo cuando el coach Mike Vrabel grite su nombre.

¿Por qué? Bueno, porque ha concretado sus 15 intentos de punto extra, que actualmente son goles de campo de 33 yardas.
 

Comentarios