El Mundo

Acuerdan frenar crisis migratoria

EU y tres países de Centroamérica firmaron un acuerdo para reforzar la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de personas
jueves, 28 de marzo de 2019 · 00:00

AP
Tegucigalpa, Honduras

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, dijo ayer que su país enfrenta una “crisis migratoria sin precedentes” por la llegada masiva de caravanas y celebró el reforzamiento de los compromisos con Centroamérica para luchar contra la migración ilegal y el crimen organizado

“Estamos unidos, estamos comprometidos, estamos operando de forma conjunta y nuestro mensaje a los criminales es este: serán capturados y procesados”, garantizó.

Nielsen hizo estos comentarios a la prensa después de una reunión de seis horas en Tegucigalpa con sus homólogos de Guatemala, Antonio Degenhart; de El Salvador, Mauricio Ramírez, y de Honduras, Julián Pacheco.

ABORDAR CAUSAS ESTRUCTURALES
La responsable de seguridad sostuvo el mismo día un encuentro privado con el presidente hondureño Juan Orlando Hernández y su esposa Ana García, con el objetivo de conocer las gestiones emprendidas por el Gobierno para controlar las causas estructurales de la migración.

Nielsen arribó a Honduras la noche del martes tras entrevistarse en Miami con su homóloga mexicana, Olga Sánchez Cordero, con quien analizó medidas para impedir la frecuente llegada a ese país de caravanas de miles de centroamericanos que intentan ingresar a territorio estadounidense.

Estados Unidos y los países del Triángulo Norte de Centroamérica firmaron un acuerdo para reforzar la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de personas, pero Nielsen no ofreció detalles.

CONTINUIDAD A COMPROMISOS
Las conversaciones dieron continuidad a los compromisos adoptados en Washington en octubre durante la II Conferencia sobre la Prosperidad de Centroamérica de los mandatarios de los países del Triángulo Norte y el vicepresidente norteamericano Mike Pence.

Tony Hernández, hermano del presidente hondureño, se entregó a finales de 2018 a los tribunales de Estados Unidos, donde es juzgado por ingresar toneladas de cocaína durante diez años consecutivos.

Además, un hijo del ex presidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014) está arrestado en ese país por delitos similares.

Ambos hechos ocurrieron poco después de que el ex líder del cartel hondureño “Los Cachiros”, Leonel Rivera, testificó tras un acuerdo con la fiscalía de Nueva York que había sobornado al entonces congresista Tony Hernández a cambio de cooperar en sus actividades delictivas. Rivera colabora con las autoridades norteamericanas desde 2013.
 

Galería de fotos

Comentarios