EL MUNDO

Más de 100 mil detenidos en Siria, informa la ONU

jueves, 8 de agosto de 2019 · 00:00

AP
Naciones Unidas

Diversos reportes dejan entrever que más de 100 mil personas en Siria han sido detenidas, secuestradas o se desconoce su paradero desde que inició el conflicto hace ocho años en el país de Medio Oriente, y el Gobierno es el principal responsable, afirmó ayer la secretaria de asuntos políticos de la ONU.
Rosemary DiCarlo instó a todas las partes involucradas a atender la petición del Consejo de Seguridad, para la liberación de todos los detenidos de forma arbitraria y de proporcionar información a las familias sobre sus seres queridos, tal como lo requieren las leyes internacionales.
La secretaria le dijo al Consejo que la ONU no puede verificar la cifra de más de 100 mil debido a que no ha podido tener acceso a sitios de detención ni a los reclusos en Siria.
Agregó que su información proviene de relatos corroborados por la Comisión de Investigación sobre Siria, la cual fue autorizada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y organizaciones defensoras de estos derechos desde que empezó el conflicto en 2011.

VIOLACIONES A LOS DH
Reiteró también la solicitud del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para que el conflicto de Siria sea remitido a la Corte Penal Internacional, alegando que la rendición de cuentas por violaciones graves a los derechos humanos y a la ley humanitaria “es fundamental para lograr y mantener un paz duradera en Siria”.
DiCarlo habló durante una reunión realizada luego de la aprobación unánime por parte del Consejo de Seguridad en junio de la primera resolución enfocada en las miles de personas que han desaparecido en conflictos de distintas partes del mundo.
El Comité Internacional de la Cruz Roja, al que se le encomendó en las Convenciones de Ginebra de 1949 el abordar y supervisar la cuestión de las personas desaparecidas en conflictos, informó que registró más de 45 mil casos de ese tipo en varios países tan sólo en 2018.
La reunión del Consejo, solicitada en un principio por Estados Unidos, ofreció una oportunidad inusual al órgano más poderoso de la ONU de escuchar directamente a las familias de los detenidos.

Comentarios