El Valle

YO SOY SAN QUINTÍN

lunes, 11 de febrero de 2019 · 00:00

San Quintín, el documental

“Fue sin querer queriendo” reza esa frase que casi todos mis contemporáneos y yo conocemos y ponemos en uso, cuando se pretende justificar entre jugando y en serio, algún desatino por el que sé es descubierto, y por el que se ha sido cuestionado, aceptando culpa y negando intención.

La presente semana, se proyectará en la región el documental “San Quintín. Entre la montaña, el mar y el desierto”; largometraje dirigido y producido por Rafael Montañez y Víctor Flores.

En éste se abordan, a través de más de 50 entrevistas, a personas que interactuamos en la zona, desde las actividades propias de cada sector y en las que concurrimos, sólo por el hecho de vivir aquí, con relación a lo ocurrido en marzo de 2015, cuando fuimos noticia a nivel nacional, y de lo que todavía para muchos no nos ha quedado claro el origen, el propósito y mucho menos los efectos reales de aquellos acontecimientos.

De lo que sí no tenemos duda, como ocurre en esos casos, es que “cada quien platica de la feria, según le haya ido en ella”. Cómo y qué tan de cerca se vivieron los hechos, si se formó parte activa o no en los actos ocurridos en esos días y todos los etcéteras, que le vengan a la mente.

La otra parte, es el enfoque que los realizadores del documental le hayan dado a su trabajo, si su visión ha sido objetiva, en donde se vean todas las aristas de la situación social de aquel entonces, sin que se muestre como a héroes y villanos antagónicos, a vecinos, que desempeñamos roles dependientes unos de otros y viceversa, dando forma a esta comunidad tan sui géneris.

Veremos pues, el resultado de esas entrevistas, del análisis, la interpretación y el enfoque de ese registro de nuestra historia, en el que tal vez, como en esas fotografías que algunas veces nos resultan, se verán cosas que no queríamos que se vieran y se capturaron algunas que no vimos, pero que luego resultan tan importantes, que le dan sentido a la escena que se tomó.

Y si no resultara lo que esperamos, pensemos pues que “Fue sin querer queriendo”.



 

Comentarios