Miradas

Advierten en foro barreras racistas

Ponentes conversaron en torno al tema tras presentar el reportaje documental El Racismo que México No Quiere Ver
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Las razas humanas no existen, sin embargo el racismo sí. México es un país que se niega a reconocerse racista, pero en el que todos son racistas. Este fue el punto de coincidencia entre los ponentes del foro “México, frente al espejo del racismo”.

Tenoch Huerta, Yásnaya Elena Aguilar, Emiliano Monge, Brenda Lozano y Javier Moreno conversaron en torno al tema tras presentar el reportaje documental El Racismo que México No Quiere Ver, protagonizado por el propio Huerta y realizado por el diario El País.

El documental pone en pantalla al actor y las complejidades de hacer carrera como intérprete en un país que privilegia a los histriones de tez y cabello claros.

“Una vez pregunté por qué a mí siempre me llamaban para el papel de jodido, sufridor y de ratero. La respuesta fue que yo era moreno”, narró Huerta, ganador del premio de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

“En México se dice ‘no, no aquí no hay racismo, porque si sales, estudias y trabajas triunfarás, porque aquí no hay barreras’. Pero naturalmente hay barreras desde que se nace y que afectan las dinámicas sociales, como la posibilidad de conseguir un trabajo, la posición y el nivel de ingreso económico”, dijo Javier Moreno, director de El País.

Macrosistema colonialista
Por su parte, Yásnaya Aguilar, escritora mixe y activista por los derechos lingüísticos, llevó el diálogo hacia el origen del racismo instaurado en el colonialismo y sustentado por un régimen legal, el discurso científico y, actualmente, desde los medios de comunicación y el propio Estado.

“Es el Estado que sigue administrando este macrosistema colonialista, capitalista y machista. Hay racismo en el acceso a la justicia, a la educación y a la salud”, afirmó la escritora.

“Lo más cabrón es que ‘llegar’ significa ser ellos. No hay otra alternativa, porque no hemos pensado en otra manera de bienestar diferente a como ellos viven.

“¿Por qué no pensamos otras élites? ¿Por qué no pensamos otra manera de contarnos el cuento? ¿Por qué no nos contamos otra historia de nosotros? ¿Por qué la meta significa dejar de ser quien soy?”, exclamó el actor.

Hacia el final del foro se preguntó a los ponentes posibles soluciones para terminar con un sistema discriminatorio y violento, y hasta qué punto consideraban necesario cambiar a México.

“Si hay que desmontar, destruir o quemar este país para que deje de morir tanta gente, pues que no quede ni una piedra”, proclamó el actor.
 

Comentarios