PIERDE BAJA CALIFORNIA UN MILLÓN DE TURISTAS POR TRABAS A MINIBUSES DE MENOS DE 30 PASAJEROS

Presenta diputado Wenceslao Martínez Santos iniciativa que permitiría captar mil millones de dólares en la zona fronteriza.
domingo, 19 de febrero de 2017 · 20:05

Ensenada, B.C. A 19 de febrero de 2017.-Con el objetivo de recuperar el turismo que llega a las ciudades fronterizas, particularmente a las de Baja California, en minibuses de 30 o menos pasajeros, el diputado federal Wenceslao Martínez Santos presentó una iniciativa con proyecto de decreto que reforma el Artículo 40 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, misma que fue turnada a las Comisiones de Transportes y de Turismo para dictamen.

El legislador señaló que las restricciones mexicanas a la internación de este tipo de autobuses desde los Estados Unidos, ha propiciado que de las 12 mil unidades registradas hace más de 20 años en California, tan solo 267 de éstas pudieron traer turismo a Baja California, con lo que la cifra cayó de un millón de visitantes por esa vía, a solo 40 mil.

Al sustentar su propuesta en la más alta tribuna de la nación, Martínez Santos aseguró que actualmente existe un grave problema de carácter sustantivo que impacta al sector turístico de los estados fronterizos de la República Mexicana y que afecta de manera directa a toda la cadena de valor que se encuentra en torno a ese sector.

Apuntó que de acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), el turismo internacional contribuye aproximadamente con el 5 por ciento al comercio mundial y del 25 al 30 por ciento del comercio mundial de servicios.

Sin embargo, en todos los acuerdos comerciales bilaterales o tratados multilaterales que tiene México con otros países, el tema relativo a los servicios turísticos ha sido escasamente incluido en forma explícita, impactando negativamente a la república como receptor de turismo internacional, subrayó.

En el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, anotó el diputado, se asume en el Capítulo 12, las medidas que deberán adoptar o mantener sobre el comercio transfronterizo los prestadores de servicios de las contrapartes.

Sin embargo, recordó, después de la firma del TLCAN, México adoptó medidas regulatorias que, por un lado, prohibieron el ingreso de autobuses turísticos internacionales a unidades menores de 30 pasajeros, de las cuales solamente en el estado de California existen 50 mil.

El presidente de la República declaró el 2013, como el Año Nacional del Turismo y con ello se creó una visión a largo plazo para que México posicionara en quinto lugar como destino turístico internacional para 2016, reconoció.

Pero debido a una regulación disfuncional y trámites burocráticos excesivos, han hecho que el turismo que ingresan a México a través de los estados fronterizos en minibuses sean cada vez menos, incidiendo negativamente en la dinámica económica para las comunidades receptoras, puntualizó Martínez Santos.

El panorama actual del turismo terrestre transfronterizo en los estados del norte, es totalmente disímbolo con lo que el presidente promueve, señaló, pareciera que lejos de incentivar la economía turística del país, se construyeran obstáculos para que esto no suceda, argumentando errónea y equivocadamente el impacto negativo para los estados fronterizos y que a los operadores nacionales se les generarían pérdidas de empleo y disminución de ingresos.

Para ejemplificar el impacto negativo de tales medidas, basta con acudir al estudio de los visitantes internacionales en las ciudades fronterizas, apuntó.

Cuando se observa que la gran mayoría de dichos visitantes provenían de California en un 99 por ciento, principalmente de los condados de San Diego y de Los Ángeles, que al día de hoy reciben 77 millones de turistas al año, cuando a nivel nacional México únicamente recibe 34 millones de turistas anualmente.

El legislador destacó que hoy los principales ingresos a nivel nacional provienen de las remesas de los connacionales que trabajan en Estados Unidos, el segundo corresponde al turismo con 19 mil millones de dólares anualmente, por encima de los ingresos petroleros de 18 mil millones.

El turismo terrestre a través de minibuses podría dejar una derrama económica adicional superior a los mil millones de dólares en la franja fronteriza, tan solo permitiendo y facilitando su entrada, destacó Martínez Santos.

Galería de fotos

Comentarios