Principal

Exponen detalles sobre la Catedral

miércoles, 14 de marzo de 2018 · 00:00

BENJAMÍN PACHECO/EL VIGÍA
bpacheco@elvigia.net | Ensenada, B. C.

La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, patrimonio de la Humanidad desde 1987 y una de las obras más sobresalientes de la arquitectónico hispanoamericana, fue analizada ayer en el Grupo Cultural 20 Mujeres de Ensenada.

Graciela Medina Flores de Tello, cirujano dentista, con Máster en Historia del Arte por la Universidad Anáhuac y participante de distintos foros a nivel nacional, expuso el tema “La Catedral de México, su historia y sus leyendas”, ante el grupo encabezado por Cecilia Jaime Manzano.

Dicha construcción, también sede de la Arquidiócesis Primada de México, está ubicada en el Centro Histórico, ocupando lugar principal en la Plaza de la Constitución a un lado del Palacio Nacional.

“Siempre es importante saber nuestra historia: de dónde venimos para saber a dónde vamos. La catedral es una parte muy importante de la historia de nuestro país. A lo largo de toda la colonia, el virreinato, se fue construyendo.

“Vamos notando personajes, cambios arquitectónicos y políticos, muy importantes. Inicia cuando empieza la colonia y termina en los albores de la Independencia”, comentó a El Vigía al concluir la presentación.

MONUMENTO HISTÓRICO
Medina Flores refirió que la Catedral Metropolitana tiene 450 años aproximadamente, por lo que es sitio concurrido por devotos y turistas extranjeros, al ser monumento arquitectónico e histórico.

“Ahí está el arzobispo Primado de México, el cardenal, y la gente va por devoción. De los principales (aspectos), que son extraordinarios, tenemos el Altar del Perdón, el Altar Mayor y la Capilla Mayor, conocida como el ‘Altar de los Reyes’, que es una obra maestra del barroco churrigueresco del principios del siglo XVII, una obra hermosísima.

“También tenemos 14 capillas, cada una con un retablo en diferente estilo y etapa de construcción. Todos son hermosísimos: hay barrocos, neoclásicos. En ellos se puede seguir, paso a paso, todos los cambios estilísticos del arte mexicano desde el siglo XVII hasta el siglo XIX”, abundó.

Sobre visitar la catedral, sugirió que puede ser en cualquier época del año, aunque en Semana Santa hay poca afluencia en Ciudad de México, además de que los interesados podrían aprovechar las visitas guiadas para el interior o subir a los campanarios y bóvedas.

“Usted puede ver a 10 metros de distancia, y al mismo nivel, por ejemplo, la cúpula de la catedral, caminando sobre las bóvedas. Es una experiencia única”, expresó Medina Flores.

Comentarios