Principal

Antes de parquímetros, plan de movilidad urbana

viernes, 5 de abril de 2019 · 00:00

Nicté Madrigal/EL VIGÍA
nmadrigal@elvigia.net | Ensenada, B. C.

La operación de parquímetros en una ciudad, representa “solo un engrane de una gran máquina”, consideró el director del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), Javier Sandoval Félix.

Cuestionado sobre la polémica generada por la concesión a Iberparking, S.A. de C.V., estimó que primero tiene que haber un plan de movilidad urbana para que, posteriormente, se determine cómo se pueden integrar los parquímetros, así como definir en qué condiciones.

Caber recordar que la empresa tiene un contrato para la instalación de parquímetros en el primer cuadro de la ciudad, y un total de 3 mil 500 espacios de estacionamiento.

“Es delicado tomar temas de movilidad, si no se ven de manera integral, sobre todo en una ciudad donde hay dos habitantes por automóvil, cuando en América Latina, hay 15 habitantes por automóvil”, observó.

El director de la paramunicipal refirió que, si se quiere desincentivar el uso del automóvil a través de parquímetros, primero se tienen que proporcionar opciones a la gente para que se mueva, y ese tema todavía no está resuelto (como transporte público, movilidad no motorizada, los trabajadores no pueden pagar todos los días las horas que permanecen en sus espacios de trabajo, etcétera).

Estos aspectos, dijo, son propios de un estudio de movilidad urbana.

“En otras ciudades, los parquímetros o estacionómetros, son amigos de la zona centro, pero son parte de toda una estrategia”, acotó.

Sandoval Félix reconoció que, como IMIP, no participaron ni con estudios, ni tuvieron injerencia en aspectos relacionados con la licitación.

“Solo nos pidieron una opinión en las sesiones de comisiones de Cabildo, y externamos nuestra opinión en el sentido referido”, agregó.



Sin recursos
El director del IMIP, informó que hasta el momento no hay un plan de movilidad urbana, a pesar de los esfuerzos que se han hecho para concretar este tipo de estudios.

“La limitante, aunque haya voluntad, es el recurso económico, pues para hacer un plan de movilidad se requiere de entre de 8 y 12 meses de trabajo y de al menos 5 millones de pesos”, puntualizó.

Javier Sandoval explicó que, para la elaboración de este plan, se tiene que reorganizar todo lo relacionado con el transporte público, restructurar las vialidades y adecuarlas, establecer la movilidad no motorizada y adecuar todo lo relacionado con leyes y reglamentos.

Asimismo, se debe trabajar en la regulación del tráfico de carga, comercial y privado, entre otros aspectos.
 

Comentarios