PRINCIPAL

Esté alerta ante artristis

miércoles, 14 de agosto de 2019 · 00:00

BENJAMÍN PACHECO/EL VIGÍA
bpacheco@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Las enfermedades reumáticas son de evolución progresiva y, eventualmente, podrían incapacitar a las personas para realizar diferentes labores, advirtieron médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
El doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 38 del IMSS, informó a la prensa que las artritis más comunes es la reumatoide.
“La artritis reumatoide es una enfermedad crónica inflamatoria, deformante y progresiva que se caracteriza por la inflamación de articulaciones y tejidos circundantes, causando dolor y entumecimiento, que también afecta a otros órganos.
“Los daños son más comunes en dedos de manos y pies. Sin embargo, no es de extrañarse que también se presente molestia en las muñecas, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos”, refirió el especialista.
De no tratarse de manera oportuna puede afectar cartílagos, huesos y ligamentos, prosiguió, provocando deformación y rigidez, que genera dificultad al momento de realizar movimientos, incluso sencillos.

REHABILITACIÓN FÍSICA
“Algunos pacientes requieren rehabilitación física con ejercicios o fisioterapia, pero otros necesitarán tratamientos más fuertes. Sin embargo, lo más importante es eliminar el dolor e inflamación en las articulaciones.
“Para aliviar o disminuir el dolor, limitación y sufrimiento de este proceso inflamatorio, existen medicamentos modificadores de la enfermedad, que contribuyen a disminuir dichos síntomas”, abundó.
Castro Guevara mencionó que esta condición puede presentarse a cualquier edad, pero es más común en la medianía y con mayor prevalencia entre mujeres.
Uno de los principales riesgos para que se desarrolle esta enfermedad es el factor genético, pero también existen otros: ser mayor de 35 años de edad y tener problemas de tabaquismo.
“Al ser un padecimiento progresivo, la artritis no puede curarse, sólo controlarse. De tal manera que la vida de una persona con este padecimiento se complica, debido a que debe aprender a vivir permanentemente con cierto grado de dolor”, expresó el director.
Por último exhortó a sus derechohabientes a la asistencia frecuente con el médico familiar, para que les brinde la atención adecuada y brinde un diagnóstico oportuno si las molestias se deben a este padecimiento, para de esta forma emitir recomendaciones y mejorar la calidad de vida.

Comentarios