Principal

Señalan agenda ante el cambio climático

jueves, 25 de noviembre de 2021 · 01:43

BENJAMÍN PACHECO/EL VIGÍA
bpacheco@elvigia.net | Ensenada, B.C.

Baja California cuenta con ciudades costeras importantes, como Ensenada, Tijuana y Rosarito, en las que destaca la actividad pesquera, pero el cambio climático ha causado distintas tragedias, señaló José Carmelo Zavala Álvarez.

El director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA) lo refirió en torno al reciente Programa Especial de Cambio Climático 2021-2024, publicado este mes por el Gobierno federal, mismo que consideró oportuno y acertado en su enfoque transversal.

“Porque el cambio climático puede ser un tema estratégico para articular políticas públicas en el país y Baja California”, señaló.

RETOS A NIVEL LOCAL
Zavala Álvarez mencionó que las afectaciones en las ciudades citadas están relacionadas con los cambios de temperatura, los fenómenos de “El Niño” y “La Niña”, los arrastres pluviales y la necesidad de contar con agua del Río Colorado, mismo que está casi seco.

De los retos ambientales a nivel local, el director del CIGA destacó que se requieren plantas de aguas residuales que funcionen; un correcto manejo de lodos de aguas residuales; rellenos sanitarios que recuperen el gas metano fugitivo; y la separación de residuos sólidos urbanos para que la materia orgánica se destine a composta.

“Están las granjas agropecuarias: tan solo la empresa Su Karne es una gigantesca emisora de metano. Aparte, se tienen las quemas agrícolas en el Valle Imperial y el Valle de Mexicali, con la aportación de carbono negro, que es el hollín, el cual tiene 5 mil veces más impacto de efecto invernadero que el dióxido de carbono”, comentó.

ACCIONES COTIDIANAS
Zavala Álvarez enfatizó que el cambio climático puede estar relacionado con cualquier cosa, como la verificación vehicular, la producción de carros, la agricultura, el riego, el uso eficiente de energía, o el acceso a energías renovables limpias para el bombeo de agua en La Rumorosa.

“Debemos conocer la huella ambiental de los programas de gobierno para disminuir los impactos ambientales y buscar la compensación en un futuro cercano, como indican los compromisos en Glasgow, para lograr un balance cero emisiones por actividad económica, por cadenas de valor o por programas de gobierno”, finalizó.

 

Comentarios