Nacional

Apuestan por nueva movilidad en urbes

La OCDE indica que las ciudades enfrentarán una demanda creciente de movilidad urbana puesto que las medidas sanitarias limitan la capacidad del transporte público
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Los vehículos eléctricos compartidos ganarán importancia debido a los retos que plantea la pandemia del Covid-19 y a sus ventajas en la reducción de las emisiones de gases contaminantes, aseguró la OCDE.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las ciudades se enfrentarán a una demanda creciente de movilidad urbana debido a que las medidas sanitarias limitan la capacidad del transporte público, como se entendía antes de esta coyuntura.

“La nueva movilidad podría ayudar a llenar los espacios en blanco y a lograr una mayor resiliencia para los sistemas urbanos de transporte”, señala el reporte ‘Evaluando el desempeño ambiental de la nueva movilidad’.

Microtransporte compartida
En el reporte, se entiende y define como nueva movilidad a todos los vehículos eléctricos privados o compartidos, destacando la bicicleta y los monopatines.

“Las bicicletas y monopatines eléctricos privados usan mucha menos energía y emiten menos gases de efecto invernadero por persona/kilómetro, a lo largo de su ciclo de vida, que los carros.

“La energía que se usa en la micromovilidad compartida es comparable en magnitud a la que se usa en el Metro, sobre todo en casos en los que se toman acciones para extender el tiempo de vida y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero paro estos últimos servicios operativos”, explica el reporte en los hallazgos encontrados.

Ante esto, la organización pide integrar los nuevos servicios de movilidad en las políticas ya existentes que promueven el transporte sustentable, logrando objetivos que vayan más allá de lo medioambiental, abarcando lo económico y los avances tecnológicos.

“Una política de alto impacto apoyará la transición de vehículos que requieren gasolina a movilidad y energía limpia. Esto incluye fijar límites en emisiones contaminantes, demandar mejorar la eficiencia energética y reducir los gases de efecto invernadero, o exigir el uso de vehículos de bajas o cero emisiones”, explica el texto.

Además, también se sugiere fijar incentivos que promuevan una mayor ocupación en cada coche particular que usa gasolina, así como la evaluación constante de los efectos de la nueva movilidad.
 

 

 

Comentarios