Nacional

Dejan sin contrato a médicos Covid

miércoles, 9 de junio de 2021 · 00:00

Agencia Reforma
Ciudad de México

Personal médico y de enfermería del Hospital Regional Alta Especialidad en Tultitlán del ISSSTE, que fue contratado por Insabi para hacer frente a la epidemia de Covid-19, denunció que desde hace dos meses no recibe salario y que aún no le han definido si continuará laborando en ésta u otra institución.
“Insabi cuando nos contrató dijo que nos iba a regularizar y no nos íbamos a quedar sin trabajo, y hasta ahora no nos han dicho si nos van a renovar contrato ni a dónde seremos asignados; no nos han dicho absolutamente nada. 
“Somos varios compañeros que no nos pagan desde hace dos meses; nuestro salario es de aproximadamente 14 mil 500 pesos mensuales”, dijo un médico general, cuya labor ha sido el cuidado de pacientes “estables” con Covid-19.
Denunció que el Insabi les ha hecho firmar contratos por tiempo determinado, de dos a tres meses, para no generar antigüedad.

VIVEN 15 MISMA SITUACIÓN
El doctor, quien prefirió omitir su nombre, contó que en esta situación se encuentran aproximadamente 15 médicos generales contratados por el Insabi en este hospital, así como personal de enfermería.
Aseguró que ante la falta de pago, el personal de salud entregó un oficio a las autoridades de este hospital, las cuales se lo enviaron al Insabi, pero esta institución, dijo, respondió que los médicos y el personal de enfermería ya había sido remunerado.
“Las autoridades nos dicen que volvamos a hacer otro oficio, que expongamos nuevamente la situación al Insabi”, comentó.
Indicó que Hospital Regional Alta Especialidad en Tultitlán ofertó 20 plazas en diciembre ante el un aumento de la epidemia en el País.
“Cuando me contrataron me dijeron que iba directo para la pandemia. Estuve asignado al cuarto piso, que es área Covid para personas que no estuvieran tan graves, pero sí tuvimos a pacientes intubados. Éramos dos de guardia.
“Se supone que debería haber un especialista cargo, supuestamente un cardiólogo, pero nunca estuvo presente”, lamentó el médico.
 Apenas en abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el Gobierno federal tenía el compromiso de no despedir al personal médico que fue contratado para atender la pandemia.
Los trabajadores van a estar protegidos, subrayó.
En México, la curva de la epidemia tuvo dos picos: el primero, a mediados de julio, que descendió en octubre, y el segundo en enero, que a partir de la segunda semana del mismo mes inició su tendencia a la baja.  
De acuerdo con la Secretaría de Salud, la primera semana de enero se registró la ocupación hospitalaria más alta, por lo que se tuvo que hacer la máxima reconversión. 
La capacidad hospitalaria se expandió seis veces para poder enfrentar el momento más intenso de la epidemia.

 

 

Comentarios