Vida

Reta a familias diabetes infantil

Esta afección crónica e incurable representa un golpe para cualquiera, pero es especialmente duro en un paciente que aún depende de su familia
martes, 16 de noviembre de 2021 · 00:58

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Diagnosticar a un niño o adolescente con diabetes es también diagnosticar a toda su familia.

Y es que esta afección crónica e incurable representa un golpe para cualquiera, pero es especialmente duro en un paciente que aún depende de sus papás.

Desde incorporar más frutas, verduras y fibra a la dieta hasta restringir el consumo de dulces y no poder pasar ni un solo día sin inyectar la vital insulina, la enfermedad cambia la rutina de todo el hogar, coinciden endocrinólogos.

En el Día Mundial de la Diabetes, los especialistas llaman a tomar conciencia sobre el impacto del padecimiento en la calidad de vida y a romper los mitos en torno a él, empezando por los que provocan discriminación.

“Veo mucho desconocimiento por parte de la población”, explica Fernando Lavalle, profesor de la Facultad de Medicina de la UANL.

“Incluso hay personas que piensan que la diabetes es transmisible y no dejan que sus hijos convivan con los pacientes, o sea, los segregan en la escuela. Entonces lo digo desde ahora: no, la diabetes no es contagiosa”.

DIABETES 1: IMPOSIBLE DE PREVENIR
Hablar de diabetes en población infantil y juvenil refiere particularmente a la tipo 1, que tiene causas distintas a la tipo 2, afirma el endocrinólogo pediatra Óscar Flores.

En la primera, dice el especialista de TecSalud, el páncreas produce poco o nada de insulina, hormona responsable de ayudar a la glucosa a entrar a las células. Generalmente es diagnosticada entre los 6 y los 16 años.

“Llega súbitamente. El cuadro clínico es mucha sed, mucha orina, mucha hambre y pérdida de peso sin intentarlo. Pero el dato pivote es la nicturia, o mucha orina en la noche.

“A veces los papás no vemos cuántas veces va nuestro hijo al baño durante el día porque anda de arriba abajo, pero sí notamos cuando va varias veces a hacer pipí en la madrugada o moja la cama, haciendo que busquemos consulta”.

La diabetes tipo 1 es imposible de prevenir porque está fuertemente relacionada con la genética, donde el cuerpo desarrolla anticuerpos que atacan al páncreas, añade el endocrinólogo Lavalle.

Tiene una incidencia en México de seis casos nuevos anuales por cada 100 mil habitantes. Según la estimación de la Federación Mexicana de Diabetes, unas 165 mil personas en el país tienen el padecimiento.

DIABETES 2: ES CLAVE ESTILO DE VIDA
La diabetes tipo 2 es la generalmente detectada en la adultez, detonada por el sobrepeso y la obesidad, apunta el docente de la Facultad de Medicina de la UANL. Aquí el organismo no produce suficiente insulina o tiene resistencia a ella.

Representa más del 90 por ciento de todos los casos de la afección a nivel nacional y, a diferencia de la tipo 1, es posible prevenirla mediante un estilo de vida sano.

Flores y Lavalle indican que, aunque han visto algunos diagnósticos de tipo 2 en niños y adolescentes, éste aún no prevalece en los grupos más jóvenes del país.

Sin embargo, los hábitos nocivos que generalmente inician en los primeros años, como falta de actividad física y mala nutrición, sin duda incrementan el riesgo del desarrollo de la enfermedad en la adultez.

Actualmente México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, Según datos de Inegi en 2020, de la población de 5 a 11 años, 18 por ciento tiene sobrepeso y va en incremento conforme aumenta la edad; 21 por ciento de los hombres de 12 a 19 años y 27 por ciento de las mujeres de la misma edad presentan sobrepeso.

BATALLA DIARIA
Un niño con diabetes debe conocer los niveles de glucosa en sangre durante la jornada. Para ello necesita pinchar su dedo unas seis o siete veces diarias, de lunes a domingo.

“Aparte, debe recibir inyecciones de insulina de tres a cinco veces diarias, ajustando a partir de los números de glucosa. Desafortunadamente es una hormona indispensable que todavía no podemos recetar en una pastilla”, apunta Lavalle.

Esta operación debe hacerse con cuidado. Dar insulina de más puede provocar hipoglucemia, es decir, cuando los niveles de glucosa están por debajo de lo óptimo.

La condición provoca fatiga, piel pálida y temblores en los cuadros normales y hasta convulsiones en los más severos. Requiere que el chico coma algo que rápidamente eleve el azúcar.

“Yo le digo a los papás que serán el páncreas de sus hijos hasta que ellos sean autosuficientes porque deben prestar atención a todos estos elementos”, agrega el endocrinólogo Flores.

La buena noticia, dice el experto, es que cada vez existen más herramientas para facilitar el tratamiento. Los jefes de familia, por ejemplo, pueden conseguir un sensor que va instalado en el brazo o pierna del hijo y constantemente manda la cantidad de glucosa al celular, a través de una app.

También hay nuevas insulinas tanto basales (las de larga acción) como prandiales (las de corta acción aplicadas antes de cada comida) que, gracias a sus mejores perfiles de absorción, provocan menos hipoglucemias.

Éstas, además, pueden ser administradas en microinfusores o surtidores del tamaño de la palma de la mano que evitan las molestas agujas.

“Yo tengo diabetes. Me la diagnosticaron en la adolescencia y ahora tengo casi 50 años. Puedo decirle a toda la gente que realmente los pacientes pueden llevar una vida casi normal”, concluye Flores.

“Sí, tienes que ser prudente, llevar una rutina sana, bien nutrida y con actividad física, pero la verdad es que con un buen control a los niños y jóvenes les va muy bien”.

 

TIPOS DE DIABETES

Tipo 1
+ Imposible de prevenir porque tiene orígenes genéticos.

+ Caracterizada por la poca o nula producción de insulina.

+ Generalmente diagnosticada en niños y jóvenes.

Tipo 2
+ Es prevenible mediante buena alimentación y actividad física.

+ Caracterizada por la insuficiente producción de insulina o resistencia a la misma.

+ Generalmente diagnosticada en adultos.

 
SUS RIESGOS
+ Uno de cada 10 mexicanos por arriba de los 20 años tiene diabetes. La gran mayoría de casos, arriba del 90 por ciento, es de tipo 2.

+ Sin un control adecuado cualquier tipo de diabetes lleva a serios daños en el organismo, especialmente en riñones, retina y nervios.

 
CONMEMORACIÓN
+ El Día Mundial de la Diabetes se creó en 1991 por la Federación Internacional de Diabetes y la OMS en respuesta a la creciente amenaza para la salud que representa la enfermedad.

+ Se conmemora cada año el 14 de noviembre, cumpleaños de Sir Frederick Banting, quien co-descubrió la insulina junto con Charles Best.
 

Galería de fotos

Comentarios