Vida

A cocinar la diversión

Tocar nuevas texturas, identificar aromas y probar ingredientes diferentes, son algunos de los beneficios de la gastronomía infantil
sábado, 1 de mayo de 2021 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

En el pasado quedó la creencia de que la cocina es una zona peligrosa para los niños y niñas, ya que con la debida supervisión de un adulto, los pequeños de la casa pueden echar a volar su imaginación y descubrir parte del mundo a través de los sabores.

Tocar nuevas texturas, identificar aromas y probar ingredientes diferentes, al tiempo que aprenden a seguir indicaciones son solo algunos de los beneficios de la gastronomía infantil, que además resulta una oportunidad para compartir en familia.

“La cocina es diversión, es entretenimiento, es una forma de salirte de la rutina y para los niños es una forma de jugar, de tocar, crear e inventar cosas”, explica Karla Tamayo, directora de mercadotecnia del Colegio Gastronómico Internacional en Guadalajara.

Si los niños manifiestan inquietud por la cocina y sus técnicas, es importante no ignorarlos, porque a la par de desarrollar habilidades como futuros profesionistas de la gastronomía o un siempre pasatiempo, son conocimientos que siempre serán útiles, alienta Tamayo, quien tomó clases en Le Cordon Bleu Culinary Arts Institute, en Canadá.

“Uno de los problemas de nuestro país es la obesidad infantil, en este curso además de las habilidades de cocinero, les enseñamos el valor nutricional de cada una de los ingredientes, para que también estos niños crezcan sabiendo que siempre hay que tener un balance, no estamos en contra de los postres, pero sí tratamos de crear conciencia sobre la importancia de la nutrición”, agrega Tamayo.

Para esta edición especial del Día del Niño, invitamos a Ximena, Alexa y Julián, quienes disfrutan de crear deliciosas preparaciones para sus familiares y amigos, a que nos compartieran sus recetas para que niñas y niños puedan hacerlas en casa.
 



Antes de empezar
+ Crea un ambiente ideal para los niños en la cocina.

+ Reduce cualquier riesgo de accidentes con instrumentos adecuados (optar por plásticos), cuchillos sin punta afilada y con poco filo.

+ El horno, quemadores de estufa y líquidos calientes, siempre deben manipularse bajo supervisión.

Beneficios de cocinar

+ Descubren de dónde provienen los alimentos.

+ Ayuda en la coordinación y motricidad.

+ Aprenden matemáticas básicas.
+ Orden, instrucciones y paciencia son desarrolladas.

+ Creatividad y capacidad de asombro estarán al día.

+ La cocina es ciencia, así que aprenderán un poco de física y química.

 

 
PASTELILLOS DE ZANAHORIA

1 1/2 HORAS 16 PORCIONES MEDIA

Ingredientes:

Masa

+ 3 tazas de harina

+ 1 1/2 tazas de azúcar

+ 3 cucharaditas de canela en polvo

+ 3 cucharaditas de bicarbonato

+ 1 1/2 cucharadita de sal

+ 2 tazas de aceite de maíz

+ 6 huevos

+ 3 tazas de zanahoria rallada cruda

+ 3/4 de taza de nueces picadas y tostadas

Betún
+ 1 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

+ 380 gramos de queso crema

+ 2 cucharadas de azúcar glass

+ Nueces para decorar
Necesitarás: moldes de cupcake, batidora y horno eléctrico o de gas.

Procedimiento:
Precalentar el horno a 180° C. Agregar harina, azúcar, canela, bicarbonato y sal a un refractario y comenzar a batir a velocidad baja, empezar a incorporar aceite y huevos (uno por uno) hasta integrar la mezcla, por último, agregar la zanahoria y nueces, batir por 5 minutos más. Vaciar en los moldes previamente engrasados y enharinados o con capacillos especiales para cupcakes. Hornear por una hora o hasta que al introducir un palito de madera o tenedor, salga limpio. Betún: batir mantequilla 3 minutos y agregar queso crema y azúcar. Colocar en una bolsa pastelera o untar con una espátula sobre los pastelillos; decorar con nueces.
 


SUSHI

1 HORA 4 O 5 ROLLOS SENCILLO

Ingredientes:

+ 3 tazas de arroz de grano corto

+ 4 tazas de agua

+ 3 cucharadas de vinagre de arroz

+ 4 cucharaditas de azúcar

+ 1 cucharadita de sal

+ 1 aguacate en rebanadas

+ 1 pepino en tiras

+ 1 zanahoria en tiras

+ 1 paquete de algas marinas

+ 1 paquete pequeño de queso crema

+ Ajonjolí, para decorar
+ Opcional: surimi, camarones o la proteína al gusto

+ Salsa: media taza de salsa de soya baja en sodio y media naranja

Necesitarás: tapete de bambú para enrollar sushi y estufa.

Procedimiento:
Combina el arroz con el agua en una olla y deja reposar por 15 minutos antes de cocinarlo. Caliéntala hasta que empiece a hervir, tápalo y reduce la temperatura para cocinar por 20 minutos más. Retira del fuego y deja reposar otros 10 minutos.

Mezcla el vinagre con el azúcar y la sal. Vacía el arroz en un recipiente hondo y agrega esta mezcla, trata incorporar suavemente para no aplastarlo.

Parte la verdura en tiras delgadas, si deseas incluir algún otro ingrediente o proteína puedes cortarlo también.

Extiende el tapete y coloca una hoja de alga y sobre ésta una capa delgada y uniforme de arroz, puedes mojarte los dedos para evitar que se pegue; en una orilla del cuadrado coloca el queso crema y el resto de los ingredientes, enrolla y presiona. Corta en cilindros de un centímetro y medio y decora con ajonjolí. Sirve con salsa de soya preparada con jugo de naranja.
 

 


QUICHE DE QUESO Y ESPINACAS

1 1/2 horas 6 PORCIONES MEDIO


Inredientes:

Pasta

+240 gramos de harina

+ 5 gramos de sal

+ 5 gramos de polvo para hornear

+ 100 gramos de mantequilla suavizada

+ 20 mililitros de agua

+ 1 huevo

+ 1 yema de huevo

Relleno

+ 200 gramos tocino

+ 100 gramos de cebolla

+ 250 gramos de espinacas
+ 250 gramos de mezcla de quesos mozzarella y parmesano rallados

+ 3 huevos

+ 100 mililitros de crema para batir

+ 200 mililitros de leche

+ 3 gramos de nuez moscada

+ 1 gramos de pimienta molida

+ 5 gramos de sal
Necesitarás: molde redondo de 25 centímetros (aproximadamente) de diámetro y 10 centímetros de altura, rodillo y horno de gas o eléctrico.

Procedimiento:

Pasta
En un bowl, tamizar la harina (pasarla por un colador) y agregar sal, polvo para hornear y mantequilla, mezclar con un tenedor hasta que quede una textura como de tierra (migas), agrega agua y un huevo hasta formar una bola de masa suave. En una mesa limpia y enharinada aplanar la masa con un rodillo hasta obtener un grosor de medio centímetro y una forma redonda, acomodar la masa en un molde redondo previamente engrasado con mantequilla y pincharla con un tenedor muchas veces. Meter al congelador 30 minutos. Precalentar el horno a 220° C. Sacar la masa del congelador y colocar sobre ella papel aluminio llenarlo de frijoles o garbanzos crudos como peso, para evitar que la masa se infle (venden bolitas de cerámica especiales para “hornear en blanco”). Hornea durante 15 minutos, dejar enfriar, quitar el papel aluminio, desmoldar la costra y colocarla sobre una charola de horneado.

Relleno
Cortar tocino y cebolla en cuadritos y asar en una sartén, agregar las espinacas y cocinar hasta que estén suaves. Licuar quesos, tres huevos, crema para batir, leche, nuez moscada, pimienta y sal. En un bowl, incorporar a mano esta mezcla con el sofrito de espinacas y vaciar en el interior de la masa. Barnizar con la yema el exterior de la masa y hornear otros 30 minutos a 180° C. Dejar enfriar en el refrigerador un par de horas y estará lista para servir, se puede calentar cada rebanada antes de comerla.



 

Galería de fotos

Comentarios